El Ayuntamiento no acepta el boicot y chantaje impuesto por parte de los feriantes a la ciudad de Leganés

3 agosto, 2012

El Ayuntamiento de Leganés, tras la actitud llevada a cabo por determinados miembros de los feriantes que habitualmente han venido desarrollando su actividad en el Recinto Ferial durante las Fiestas de Nuestra Señora de Butarque, tras la decisión tomada de, primero, chantajear al gobierno local y, después, boicotear las Fiestas con su intención de no montar ninguna de las atracciones ni casetas, dando a entender que parecen tener una ascendencia sobre sus compañeros que va más allá de cualquier virtud que no sea la elocuencia, quiere manifestar lo siguiente:


1º.- El Ayuntamiento de Leganés ante el inaceptable pulso planteando por ese grupo de feriantes tiene el deber y el derecho de velar por los intereses de todos los leganenses y hacerlo desde la responsabilidad de decidir como Administración, y como propietario del suelo, dónde y cómo se distribuyen los espacios, tras escuchar a los interesados, aunque la decisión final corresponde al propio Ayuntamiento.

2º.- El Ayuntamiento de Leganés decidió una reorganización del Recinto Ferial en aras de distribuir de una manera mucho más racional los espacios para el bien de todos los leganenses y pensando, solo y exclusivamente, en el beneficio de nuestros vecinos.

3º.- El Ayuntamiento de Leganés ofertó públicamente todas y cada una de las parcelas con la nueva distribución. El colectivo de feriantes que habitualmente montan en Leganés decidió boicotear dicha distribución y oferta pública al entender que “no era de su agrado y no se había hecho como siempre”, cuando en realidad la reparcelación del Recinto Ferial sólo afectaba a nueve instalaciones. Desde el Ayuntamiento, como institución democrática, no se puede permitir en un Estado de Derecho este tipo de chantajes y boicots.

4º.- El Ayuntamiento de Leganés ha mantenido reuniones diarias con los Feriantes hasta esta misma tarde para desbloquear esta situación sobrevenida contraria al deseo y voluntad del equipo de gobierno y que la parte de dicho colectivo que parece manejar a su antojo al resto entrara en razón. Y más, después de manifestar que “o se hace como siempre y todos los feriantes tienen el mismo sitio que en años anteriores y pagando lo que en 2010 o no hay Feria”.

5º.- El Ayuntamiento de Leganés, en aras de desbloquear la situación, ha llegado a ofertar a los feriantes un 10% de bonificación en la tasa a cambio de dos jornadas del “Día del Niño” así como la disposición a ajustar las ubicaciones hasta en 97% en comparación con años anteriores. Tras esa oferta y la respuesta de la citada parte de los feriantes, el Ayuntamiento no puede aceptar ni chantajes ni coacciones, ni amenazas ni con la institución ni con algunos de los feriantes que son víctimas de la actitud chulesca de algunos de sus compañeros que se arrogan ser los cabecillas de este gremio. Incluso algunos de los feriantes han manifestado, en privado, a este Ayuntamiento su acuerdo con la propuesta realizada y su desacuerdo por la actitud de los otros miembros del colectivo.

6º.- El Ayuntamiento de Leganés entiende que no puedo plegarse al chantaje, con boicot sobrevenido, e invita a la parte del colectivo que parece haber coaccionado al resto a reconsiderar su postura, mientras que desde la Delegación de Festejos se procederá, si no hay un cambio de postura en las próximas horas, a invitar a otros feriantes para ocupar el Recinto Ferial con la intención de que los vecinos puedan disfrutar del ocio del que son privados por la inexplicable actitud de esa parte del colectivo de feriantes que parecen utilizar otras vías diferentes a la negociación para querer reventar las Fiestas.

7º.- El Ayuntamiento de Leganés entiende que esta actitud huele a boicot político contra el gobierno del Partido Popular tras no plegarse primero al chantaje y posteriormente al boicot. Ello debido a que este gobierno ya denunció el año pasado el convenio que regía de forma irregular las relaciones entre el colectivo de feriantes y el propio Ayuntamiento, convenio que había regulado el Recinto Ferial en años precedentes. Da la sensación de que a algunos feriantes no les ha gustado pasar de ‘vivir divinamente con los modos de contratación berlanguianos’ de los gobiernos anteriores, al respeto absoluto por la legalidad y con sujeción a la Ley que defiende el Partido Popular desde la Administración local.

8º.- El Ayuntamiento de Leganés, ante las acciones llevadas a cabo por una minoría poderosa de feriantes que sólo pretende coaccionar, incluso a algunos de sus compañeros que dicen en privado estar siendo víctimas de dichas coacciones y amenazas, se reserva el derecho de emprender las acciones legales que considere oportunas para salvaguardar el interés general por el daño irreparable hecho por parte del citado colectivo, tanto a la ciudad como a nuestros vecinos.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario