UGT rechaza los recortes presupuestarios en políticas activas para favorecer el empleo

6 julio, 2012

Los datos del paro registrado y afiliación a la Seguridad Social referidos a mes de junio de 2012 y que ofrece el Ministerio de Empleo sitúan el número de desempleados madrileños en 521.246. Ello convierte a mayo en el segundo mes consecutivo de bajada de paro en Madrid, con un descenso de 8.494 parados menos (-1,60%), la mayor bajada de un mes de junio desde que se inició la crisis.


Sin embargo, ese dato no esconde que la evolución del paro en los últimos doce meses en nuestra Comunidad está siendo especialmente mala arrojando una subida de nada menos que 51.735 personas, un 11,02% más de desempleados que hace un año.

Es más, y para poner los datos en perspectiva, la bajada del paro en Madrid (-1,60%) se revela menos importante al compararla con la del resto de España, donde ha bajado en mayor medida (-2,10%). Además, los datos de afiliación a la Seguridad Social son objetivamente malos, con un descenso de 679 afiliados menos cuando en el conjunto de España los datos fueron positivos (31.332 afiliados más).

Descendiendo a los detalles, la bajada del desempleo ha sido significativamente mayor entre los hombres (6.240 varones menos, por sólo 2.254 mujeres) y entre los menores de veinticinco años (5.319 del total).

En el análisis sectorial, la mejora es generalizada, aunque merece la pena hacer la precisión de que se observan descensos significativos tanto en la construcción (-1.905) como en el colectivo sin empleo anterior (-1.078), con el habitual efecto de “término de estudios” que introduce en el mercado laboral a quienes los terminan este mes). En agricultura (-30), industria (-496) y servicios (-4.985) las bajadas son menos significativas teniendo en cuenta el volumen de cada uno de estos sectores.

Menos paro, más precariedad.
En cuanto a la contratación, vemos una relación directa entre la recuperación de empleo y su precarización subsiguiente. Más allá de la reducción del número de contratos en junio de 2012 con respecto al mismo mes de 2011 (7.340 menos), lo cierto es que cuando se reciben mejores datos con respecto al empleo estos no se reflejan en el número de contratos indefinidos (descenso de 713) sino sólo en el de contratos temporales (subida de 13.776).
Ello incrementa el efecto que hemos denunciado desde UGT repetidamente: la recuperación del empleo no puede venir únicamente del empleo más precario y sin derechos; lo que estaremos haciendo, cuando los datos mejoren sostenidamente y si no rectificamos esta tendencia, será construir la casa por el tejado, dejando de lado el imprescindible cambio en el modelo productivo que demandamos.
Más del 40% de desempleados, sin prestaciones. Otro de los efectos más perniciosos de la dilatación en el tiempo de esta crisis lo refleja el aumento del porcentaje de parados que ya no reciben ningún tipo de prestación, que ya asciende al 42,8%.

En efecto, aunque el número desciende en términos absolutos (nada menos que 223.093 personas), la bajada del paro hace que en la composición sobre el número de parados totales el porcentaje ascienda: una constatación más del peligro de “dejar atrás” a una parte importante de los trabajadores y trabajadoras ya desconectados del mercado de trabajo.

RECORTES Y MÁS RECORTES.
La Asamblea de Madrid va a aprobar previsiblemente los recortes presupuestarios que suponen el cambio de modelo en la lucha contra el paro.
Con los recortes anunciados los trabajadores madrileños van a perder un 70% del presupuesto destinado a políticas activas de empleo, aquellas destinadas a ayudar y favorecer la recuperación de los empleos.

Los desempleados, cuya necesidades se ignoran, están firmando “compromisos de actividad” vacíos de contenido con los servicios de empleo público supuestamente por unos servicios (formación, orientación, intermediación) que no se van a poder dar por la falta de medios en las oficinas de empleo.

Además, no va haber recursos para políticas que palien los desequilibrios en el acceso al empleo para determinados colectivos como, entre otros, el de mayores y jóvenes.

Estos recortes dejan a los servicios públicos de empleo en una situación insostenible. La UGT va a seguir luchando por la existencia de un servicio público fuerte y de calidad que ayude a los desempleados madrileños a recuperar sus empleos.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario