No al desalojo del CSOA La Gotera. El mercado abandonado para quien lo utiliza

4 julio, 2012

COMUNICADO PÚBLICO contra el desalojo del mercado abandonado de la Zona, okupado por vecin@s de Leganés en 2008 y que cuatro años después se enfrenta al hostigamiento de la justicia y el gobierno local.


En una noche de abril de hace cuatro años, decidimos dar vida a un mercado abandonado en el centro de Leganés. Después de un duro esfuerzo en desescombrar y rehabilitar el espacio, nacía el Centro Social Okupado y Autogestionado, La Gotera. Veinticuatro años abandonado y once años sin okupar en Leganés, fueron suficientes para que decidiéramos comenzar en este lugar un proyecto político, social y cultural, abierto a quien quisiera participar. A día de hoy, La Gotera, como tantos otros espacios okupados, estamos en el punto de mira de un desalojo. Decidimos okupar porque necesitábamos un espacio para llevar a cabo nuestros proyectos políticos, sociales y culturales, fruto de nuestras inquietudes. Garantizamos así nuestra autonomía sin depender de ninguna institución, a través de la autogestión y gracias a la solidaridad de compañeras y vecinos del barrio.

Es un espacio donde confluir, aprender y crecer colectiva e individualmente. Llevando a cabo un modo diferente de relación y organización entre nosotras, teniendo la asamblea horizontal como punto de gestión y decisión: ninguna voz está por encima, todas son iguales. No aceptamos ninguna autoridad. Algunos de los proyectos que se llevaron y llevan a cabo son: locales de ensayo, skatepark, museo del graffiti, gimnasio, talleres de serigrafía, de masajes, de escritura creativa, entre otros. Cocina vegetariana, conciertos musicales, biblioteca, diferentes charlas, videoforums, espacios de debate, además de campañas vecinales contra el cierre de parques o las antenas de telefonía móvil, el paro o por la educación libre. Más allá del barrio, hemos llevado a cabo diversas protestas y campañas antirrepresivas, políticas y sociales, en las que La Gotera ha participado con una línea libertaria.

Estamos cansadas de tener que aceptar que sea una minoría la que se empeñe en mantener sus privilegios, a costa del sacrificio de muchos de nosotros. En democracia o en dictadura, en cualquier lugar, más o menos maquillado, siempre ha habido una resistencia por un mundo libre, frente a esta dominación y represión. Cada vez somos más los que tenemos que pagar multas por protestar ante algo, por pegar carteles, por tomar las plazas y asamblearse. Por informar, okupar espacios abandonados, en definitiva, por luchar y difundir nuestras ideas libertarias. Cada vez somos más las que vivimos las chulerías de las policías y su abuso sabiendo que si quieren, pueden, escogiendo a quién multar, siempre amparados en su código penal. Pero también somos más las que vamos siendo conscientes de nuestra fuerza: no podrán pararnos. Vemos más asambleas horizontales, más gente que se organiza y toma las calles como suyas, más okupaciones de espacios, respuestas vecinales ante los desahucios, nuevas estrategias ante la subida del transporte, más solidaridad con los migrantes, más trabajadores que hacen huelga. En definitiva, más personas que pierden el miedo y anteponen sus propios principios a los de la legalidad impuesta.

Y cuanta mayor opresión y desigualdad haya, mayor será nuestra solidaridad. Especial mención a aquellos espacios okupados que ya fueron desalojados, como el K.O.A.L.A, El Antídoto, La Ironía, La Fábrica, KBO, La Mácula, La Malaya, La Alarma, La Escoba, El Cierre, El Colegio, El Desguace, La Casa del Cerro, L’Aldea… entre tantos otros. Solidaridad, defensa y apoyo mutuo a tantos otros espacios que fueron liberados y siguen okupados y creando autogestión, barrio, horizontalidad, realidad, entre tanta verticalidad y mentira que se ha creado en este mundo de miseria y destrucción. Solidaridad con La Eskuela Taller, con Casablanca, La Gatonera, La Osera, La C.O.K.O, El Dragón, La Traba, El Barrio o La Casika, que después de 14 años okupada están intentando volverla presa del abandono… ¡apoya, defiende, ama La Casika!

Por ello defendemos la continuidad de los espacios que hacen posible todo esto, y en particular, desde Leganés, defenderemos el Centro Social Okupado y Autogestionado La Gotera, sin miedo y con la conciencia tranquila, ya que sabemos que si ponen tanto empeño en reprimirnos es porque somos molestos a los poderosos y tenemos fuerza para seguir luchando. Porque hemos vivido proyectos hechos por nosotras mismas, confluyendo y creando amistad entre la gente del barrio, porque hoy en día este espacio sigue vivo por las personas que le dan vida. Porque llevamos cuatro años okupando y seguiremos luchando, resistiendo y creando vida en espacios muerto.

¡LA GOTERA VIVE, NO AL DESALOJO!
csoalagotera@gmail.com

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario