Cerca de 35.000 personas piden al Parlamento que no apoye la reforma sanitaria hasta que no se evalúen sus efectos en los colectivos vulnerables

18 mayo, 2012

Madrid.- Amnistía Internacional ha entregado hoy miércoles, 16 de mayo, cerca de 35.000 firmas que piden a los portavoces de los Grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados que no convaliden el Real Decreto Ley 16/2012 de la reforma sanitaria. La organización recuerda a los diputados y diputadas que no se puede llevar adelante una reforma de estas características, sin haberse evaluado los efectos que esta reforma pueda tener en el conjunto de la población y en especial en colectivos vulnerables. El Congreso votará esta reforma sanitaria el jueves, 17 de mayo.


Amnistía Internacional, ante el anuncio de la reforma sanitaria presentada por el Gobierno, mostró su preocupación por el retroceso de casi una década en el disfrute del derecho a la salud para un colectivo especialmente vulnerable, como es el de inmigrantes en situación irregular.

“Creemos que limitar la atención sanitaria de las personas migrantes en situación irregular a la modalidad de urgencias y asistencia al embarazo, parto y posparto, vulnera el disfrute del derecho a la salud de este colectivo, pone incluso en riesgo su vida, y puede tener un grave impacto en miles de personas que sufran enfermedades crónicas“, manifestó Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

Para Amnistía Internacional, la reforma sanitaria también deja en una situación
especialmente vulnerable a las mujeres inmigrantes en situación irregular, víctimas de violencia de género. Al limitarse el acceso a la atención sanitaria, se cierra la principal vía de detección temprana de la violencia y de la identificación de víctimas.

“Para llevar adelante esta reforma, el Gobierno sólo ha presentado datos económicos. En ningún momento ha realizado un análisis transparente sobre el impacto que estas medidas podrían tener en colectivos especialmente vulnerables, algo a lo que está obligado desde que España ratificó el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales”, señaló Esteban Beltrán.

Por ello, el pasado 27 de abril, Amnistía Internacional abrió una ciberacción dirigida a los portavoces de los Grupos parlamentarios pidiéndoles que no convalidasen el Real Decreto Ley 16/2012 hasta que el Gobierno no evaluase los efectos que esta reforma podría tener en el conjunto de la población y en especial en los colectivos vulnerables. Desde entonces, unas 35.000 personas han pedido que no se retroceda en el disfrute del derecho a la salud, y que el Ejecutivo tome las siguientes medidas, derivadas de sus obligaciones internacionales.

• Asegurar la no regresividad del acceso a la salud, garantizando el acceso a la
salud para las personas migrantes en situación irregular.

• Actualizar y publicar datos desagregados relativos a indicadores de derechos
humanos que permitan conocer la situación actual de la sanidad.

• Demostrar que cualquier medida se aplica tras el examen más exhaustivo de
todas las alternativas posibles y que esas medidas están debidamente
justificadas.

• Asegurar que ninguna medida que se adopte comprometa los elementos
esenciales del derecho a la salud como la calidad, la disponibilidad y la
accesibilidad, tanto física como económica del mismo.

• Elaborar y publicar un análisis sobre el potencial impacto adverso que las
medidas de reducción de gasto público en salud podrían tener sobre el
derecho al más alto nivel posible de salud, especialmente sobre los grupos en
situación de vulnerabilidad social.

• Establecer mecanismos para garantizar la información y consulta efectiva de
todos los sectores de la sociedad con el fin de garantizar la participación en el
diseño de cualquier reforma sanitaria.

También en este sentido, Amnistía Internacional junto a otras 19 organizaciones
presentó el pasado 7 de mayo, sus preocupaciones en materia sanitaria ante el
Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Naciones Unidas (Comité DESC), coincidiendo con la comparecencia del Estado español ante dicho Comité.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario