La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) ha publicado el IV Estudio de Opinión sobre la Educación Infantil en España

6 mayo, 2012

LA EDUCACIÓN INFANTIL EN ESPAÑA NECESITA CUIDADOS INTENSIVOS.
El 91 % de los maestros reclaman que el Primer Ciclo de la Educación Infantil (de 0 a 3 años) debe de tener carácter educativo y no solo asistencial como se anuncia desde el Ministerio.



  Se rechaza un posible aumento en la Ratio.

  La voluntad y el compromiso político con la educación infantil es percibido como muy bajo o bajo.

  Han participado 2.302 profesionales de la educación infantil.

Madrid, 02 de Mayo 2012. Con motivo de la anunciada Reforma Educativa, la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) ha llevado a cabo un Estudio de Opinión entre los profesionales de la educación infantil (primer y segundo ciclo) con un doble objetivo: conocer la situación de la misma y, en función de esta, aportar sugerencias a reforma prevista.

  El 91 % de los profesionales reclaman que el Primer Ciclo de la Educación Infantil (de 0 a 3 años) debe de tener carácter educativo y no solo asistencial, como se anuncia desde el Ministerio.

  Se rechaza categóricamente el posible aumento de la Ratio en Infantil y el número de horas lectivas (y también en Primaria como recoge el Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo). El 61% considera que la Ratio (número de niños por maestro y aula) en el Primer Ciclo (0-3) de la Educación Infantil es inadecuada. El porcentaje aumenta con respecto a la valoración del segundo ciclo (de 3 a 6 años) ya que el 71% considera que la ratio actual tampoco es la adecuada.

  La mayoría, un 58% consideran que el estado de las autonomías y la descentralización no beneficia a la calidad de la educación frente a un 17% que considera que si aporta beneficios.

  La voluntad y el compromiso político con el primer ciclo de la educación infantil es percibido como muy bajo o bajo por el 88% de los docentes. En cuanto al segundo ciclo se infantil, aunque la percepción es menos extrema, el 72 por ciento piensa que es muy bajo o bajo.

  Con respecto a la formación inicial, de grado o universitaria, para el 46 % es mala o muy mala frente al 9% que la valoran de buena o muy buena. El 47 por ciento considera que la formación permanente que hay a su disposición para poder actualizar sus conocimientos y su práctica pedagógica es mala o muy mala.

  El 44% opina que la implicación de las familias en la educación de sus hijos es baja o muy baja aunque la postura mayoritaria (el 41%) está posicionada en el valor intermedio (ni alta ni baja). Sólo el 2% la califica de muy alta y el 11% de alta.

  El 75% consideran que el no hay suficiente personal para poder llevar a cabo su labor en el aula de manera satisfactoria frente al 7% que considera que si.

  En cuanto a “las enseñanzas”, el 14 por ciento valora el currículum como “nada realista” junto con el 30% que lo considera poco realista. Para el 2 por cierto son “muy realistas” y para el 19% son “algo realistas”. En cuanto a la adecuación o no del mismo dependiendo de la realidad educativa, el 41% se posiciona en valores medios.

  La no obligatoriedad del segundo ciclo es una de los retos pendientes de la Educación Infantil para el 82 %.

En base a la percepción de la situación de la educación infantil en España, los maestros y maestras exponen los aspectos a tener en cuanta de cara a la reforma educativa:

  El reconocimiento de la etapa 0-3 como educativa lo que conllevaría, por un lado un reconocimiento social de la labor de los profesionales que trabajan en esta etapa y, por el otro, la importancia de la misma, no solo desde el punto de vista socio-laboral, es decir, la conciliación, sino también por lo que representa en el desarrollo evolutivo del niño y la niña.

  Disminución de la Ratio para poder asegurar la atención adecuada, necesaria y personalizada de los niños y niñas. Los maestros, desde su experiencia en clase, discrepan con la postura del Ministerio según la cual no hay relación entre una ratio menor y la mejora de resultados. Un menor número de niños y niñas por aula facilita la atención personalizada, tan necesaria en esta etapa educativa.

  Reconocimiento a la figura del maestro, tanto social como profesional.

  Estabilidad Legislativa. El sistema educativo ha conocido cuatro reformas en las dos últimas décadas: la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) en 1990; la Ley Orgánica de Participación, Evaluación y Gobierno de los Centros Educativos (LOPEGCE) en 1995; la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) en 2002; y la Ley Orgánica de Educación (LOE) en 2006.

  Mayor apoyo por parte de las Administraciones, tanto Central como Autonómicas.

El informe completo está disponible en http://www.waece.org/IVinformeOpinionAMEI.pdf

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario