El Molar, Getafe y Leganés también quieren albergar el megacasino

3 febrero, 2012

Mientras Gobierno central, regional y Ayuntamiento de Madrid discuten si quieren o no una “isla” en la región y si las exigencias del magnate Sheldon Adelson son asumibles, al proyecto de una ciudad del juego, ocio y congresos no le paran de salir novias. A la capital y a Alcorcón, se han sumado en las últimas horas El Molar, Getafe y Leganés. La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, que ha desterrado la idea de crear una “isla” fiscal y legislativa, ha vuelto a insistir eso sí en que haría falta “alguna modificación legislativa” que correspondería al Gobierno.


El primer candidato del día ha sido El Molar, municipio de más de 7.000 habitantes, situado a 39 kilómetros de la Puerta del Sol y considerado puerta de la Sierra Norte, que ha puesto a disposición del Gobierno regional y de la empresa del magnate Sheldom Adelson 2,3 millones de metros cuadrados urbanizables en el kilómetro 29 de la A-1 para albergar el proyecto del megacasino. El Ayuntamiento de El Molar, conocido por sus bodegas de galerías subterráneas, se postula para acoger el proyecto de un Las Vegas a la europea y está dispuesto a ceder el suelo del SAU-21 y el colindante.

Estos 2,3 millones de metros cuadrados, situados a 10 kilómetros del aeropuerto de Madrid-Barajas, serían ampliables a 5 millones. “Situado entre dos ríos, Jarama y Guadalix, fuera de la huella acústica, cuando se desarrollen las infraestructuras previstas (RM-1, la ampliación del Cercanías y cierre norte de M-50) será una de las zonas mejor comunicadas de la Comunidad de Madrid”, aseguran desde el Ayuntamiento. El Ayuntamiento, gobernado por Emilio de Frutos (PP), recuerda en un comunicado que este espacio puede solucionar “el 50% del paro de la región”.

Desde el Consistorio de El Molar defienden que “el norte también existe y se merece infraestructuras y servicios de primer orden”, por lo que está recabando el apoyo de “prácticamente todos los ayuntamientos cercanos, ubicados entre la M-607 y la A-2, incluyendo hasta de municipios de la provincia de Guadalajara”. Frutos quiere firmar convenios de colaboración esta misma semana con todos ellos para presentarse como alternativa a las dos ubicaciones que hasta ahora se barajaban: la capital y Alcorcón. Según cuenta la Ser Sierra Norte, el Ayuntamiento ha rebautizado el proyecto, que pasaría de llamarse EuroVegas a Eco Espacio de Congresos y Ocio.

Tras conocerse la oferta de El Molar, Aguirre ha dicho en la Asamblea que Getafe y Leganés también han comunicado su interés por el proyecto, informa Efe. La presidenta ha reiterado en que para sacar adelante este proyecto haría falta hacer “alguna modificación legislativa” que correspondería al Gobierno de la nación, con el que ha asegurado que el Ejecutivo regional “siempre ha ido de acuerdo” y que espera que en este caso ocurra lo mismo. Aguirre ha recalcado la importancia de un proyecto como este, que creará según sus cuentas 200.000 empleos, y prueba de ello, ha dicho, que es que el Gobierno actual de la Generalitat de Cataluña “y el anterior pujan y luchan” por él. La presidenta considera que la competencia “es buena” para que salga adelante y ha afirmado que si “no solo la capital y Alcorcón” lo quieren, sino también ahora Getafe y Leganés “por algo será”.

La semana pasada, el Gobierno regional renegó de la idea lanzada por la propia Aguirre de crear una “isla” fiscal y legal para conseguir que se instale en Madrid el complejo de juego, ocio y congresos, pero ayer la consejera madrileña de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, afirmó que se “tocarán las normas urbanísticas que haya que tocar” con el fin de que se quede en la región.

Prometió que el ejecutivo lo estudiará a fondo y le dará respuesta “individual”, al tiempo que comparó el megacasino con parques de ocio como Disneyland París o el de Port Aventura y aseguró que cuenta con el “respaldo inicial” de la Administración del Estado, de los ayuntamientos afectados y del Ejecutivo autonómico, a pesar de que tanto el Ayuntamiento de la capital como el Gobierno central consideran inviables las exigencias de Sheldon Adelson.

Por su parte, Ana Botella dejó el asunto en manos del Gobierno, informa Bruno G. Gallo. “Solo el liderazgo del Gobierno de la nación, en el caso de que decida acometer este proyecto, y un acuerdo de las tres administraciones haría que nosotros entráramos”, ha declarado durante el pleno celebrado esta mañana en respuesta a una pregunta de Ángel Pérez, portavoz de IU, que se refirió a Adelson como “feriante americano” y a su proyecto como una “aventura” que responde a un “modelo de baja calidad”.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario