28 de enero Día de la Protección de Datos

28 enero, 2012

Proteger o no los datos personales, tanto en el mundo físico como en el virtual, puede marcar la diferencia entre la tranquilidad y la preocupación. Con datos como el nombre, el número de DNI, de tarjeta bancaria o de la Seguridad Social, los amigos de lo ajeno pueden vaciar una cuenta bancaria, pedir créditos y comprar en nombre de un tercero, suplantando su identidad, e incluso cometer delitos que, como el blanqueo de capitales, suponen consecuencias penales.


El 28 de enero se celebra el Día de la Protección de Datos; una jornada para divulgar entre la población la idea de que proteger nuestros datos es tan necesario como proteger a nuestra familia, nuestros bienes y a nosotros mismos.

LA FUGA DE DATOS TAMBIÉN SE PRODUCE OFFLINE

A pesar de las innovaciones tecnológicas, las reformas de las leyes y los esfuerzos de las empresas para evitar la fuga de datos personales de sus clientes, el robo de identidad es un problema que aumenta de forma exponencial cada año. CPP desea recordar en el Día de la Protección de Datos que existe un alto riesgo de ser víctima fuera del mundo online. Si pierdes o te roban la cartera o el bolso, el teléfono móvil, el correo del buzón de tu casa y otros soportes físicos en los que tenemos nuestros datos personales estás en un grupo de alto riesgo. De este modo, CPP alerta sobre las posibles consecuencias que acarrea el hecho de que alguien delinca con tus datos, recomienda una serie de pasos para protegerse y recuerda los pasos a seguir si ya eres víctima de robo de identidad:

Posibles consecuencias tras robo o fuga de datos personales:

• Que pidan un crédito en tu nombre, compren bienes en tu nombre o den de alta algún servicio en tu nombre. Sólo cuando te reclamen los pagos serás consciente de que eres víctima de un robo de identidad.

• Que te vacíen la cuenta bancaria. Sólo cuando revises el estado de tus cuentas serás consciente de que eres víctima de un robo de identidad.

• Que utilicen tu identidad para cometer delitos graves. Sólo cuando te acusen de dichos delitos serás consciente de que eres víctima de un robo de identidad.

• Que te denieguen préstamos o no puedas conseguir un empleo, con el consiguiente daño moral, estrés emocional y episodios de ansiedad que ello conlleva.

• Que tengas que emplear mucho tiempo y dinero en demostrar tu inocencia.

Una docena de consejos para protegerse:

1. No des tus datos personales por teléfono a nadie, por muy atractivo que sea el premio que nos prometen o la oferta de trabajo que nos proponen. Si te dicen que es tu proveedor del gas, la luz o el teléfono, pídeles el número, comprueba que son quienes dicen ser y llámales tú.

2. No firmes ni incluyas tu DNI en iniciativas populares que pretenden luchar contra el cambio climático, la pobreza infantil u otros males similares. Se puede ser solidario por otras vías más seguras y evitar que alguien que no es quien dice ser tenga tus datos personales.

3. Nunca facilites tus claves bancarias a un desconocido, por mucho que parezca que te quiere ayudar, especialmente si tienes problemas en un cajero.

4. No escribas tu PIN, tus contraseñas, tu DNI ni ningún otro dato personal sensible en ningún sitio y, si lo haces, guárdalo en un lugar absolutamente seguro.

5. No permitas que ningún camarero o dependiente se lleve tu tarjeta bancaria a donde no la puedes ver.

6. Asegúrate de que el buzón de tu casa está bien cerrado y que nadie accede a tus recibos bancarios, de la luz, etc. Si ves que algún recibo no llega, llama a la compañía para informarte.

7. Si te mudas de casa, actualiza el padrón municipal e informa a todas las compañías que te envían recibos para que cambien tu dirección en sus bases de datos.

8. Guarda el pasaporte, carnés de conducir, extractos bancarios, etc. en lugar seguro.

9. Si te roban la matrícula del coche, notifícalo inmediatamente a tráfico y pon la correspondiente denuncia en la policía.

10. Ten cuidado en los lugares públicos. No dejes la cartera o el móvil encima de la mesa en una cafetería ni el bolso colgado en el respaldo silla. Si vas en transporte público, no lleves documentos en el bolsillo de la mochila.

11. Si vas a vender o regalar tu móvil. Desconéctate de todas las redes sociales a las que has entrado, resetea el móvil y, si vas a deshacerte de la tarjeta SIM, destrúyela.

12. Revisa tus cuentas bancarias con regularidad y avisa a tu entidad si ves algo raro.

Si ya eres víctima de robo de identidad:

• Denuncia en la comisaría de policía los hechos aportando toda la información posible: Tu información bancaria, los lugares y sitios donde has utilizado las tarjetas, cuándo y a quién has facilitado algún número de cuenta u otro dato personal, si has perdido o te han robado alguno de estos documentos, qué personas pueden tener acceso a tu correspondencia, etc.

• Informa a tus bancos, a todos, y solicita un informe de los movimientos y transacciones.

• Toma las medidas seguridad que el banco te indique, como cambiar el PIN de tu tarjeta, las contraseñas de acceso a banca online, etc.

• Incorporar tu DNI al fichero Veraz-Persus de prevención del fraude, un fichero que consultan las entidades bancarias para aprobar créditos.
Solicita un informe de crédito al Bureau de crédito nacional y averigua si alguien ha solicitado información de tu salud financiera.

Responsable de Comunicación, CPP España (SE&Latam)

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario