La mayor mentira jamás contada por el “partido de los trabajadores”

8 enero, 2012

Los 2 puntos más de déficit de España es debido a las CCAA y Ayuntamientos gobernados por el PP, que ganó las elecciones el 20-N a base de lanzar promesas electorales que sabían de antemano que no podían cumplir, por ejemplo, que no subirían los impuestos.



El PP ganó las elecciones el 20-N a base de
lanzar promesas electorales que sabían que no podían
cumplir, por ejemplo, que no subirían los impuestos.

No sólo eso, sino que el propio Rajoy
calificó el subir los impuestos en medio de una crisis
económica como "disparate" y Cristóbal
Montoro, actual ministro de Hacienda, dijo que subir impuestos
agravaba la crisis económica y creaba más paro.


La excusa que ha utilizado la derechona, que
como siempre es mentir, ante "la cifra final del déficit
público de dos puntos superior a la estimada ha sido echar la
culpa al anterior gobierno central que lo ocultó".


Cristóbal
Montoro


Se
encargó de decir una sola vez que el desfase
del déficit se había producido por las cuentas de
entidades locales y gobiernos autonómicos, lo hizo minutos
después de que la vicepresidenta justificase el recorte de
derechos masivo y la subida de impuestos por un déficit no
esperado.

Defenestrado
Zapatero, el PP se ha quedado sin chivo expiatorio al cual culpar de
todos los males


El
problema es grave ya que: los ayuntamientos y comunidades del PP han
engañado y ocultado al gobierno central del PP la cifra real
de déficit de sus cuentas. A Rajoy lo han engañado los
alcaldes de su partido que gobiernan casi todas las capitales de
provincia de España y los presidentes populares de comunidades
autónomas, que son todas salvo Andalucía, Canarias,
Cataluña, y Euskadi. En las dos últimas su partido es
llave de gobierno y ha votado a favor de los presupuestos. Es la cruz
de gobernarlo todo: defenestrado Zapatero, el PP se ha quedado sin
chivo expiatorio al cual culpar de todos los males.

Los
dos puntos más de déficit de España es debido a
las CC.AA. y Ayuntamientos gobernados por el PP


No
cuentan que el desajuste del déficit sea producto de las
comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados casi todos
ellos por el Partido Popular. Luego según el bulo del PP para
justificar su subida de impuestos y el mayor recorte social de la
democracia, los ayuntamientos y comunidades del PP han engañado
y ocultado al gobierno central del PP la cifra real de déficit
de sus cuentas.


Las
mismas mentiras que en Leganés


Es
la misma estrategia que ha salido de la FAES y mandada por correo
electrónico a todos los cargos públicos electos del PP
para que la voz sea unánime y una mentira dicha mil veces se
convierta en verdad.


LA
HEMEROTECA DICE QUE DIJERON…




Mariano
Rajoy


El
3 de septiembre de 2011, en Pontevedra: "Los servicios públicos
esenciales son intocables, pero se ahorrará en todo lo que sea
gasto superfluo y se hará una política económica
que genere ingresos". "Aquí está la
diferencia con quienes creen que el déficit se ataja
aumentando impuestos y con recortes sociales".


Cristóbal
Montoro


En
plena campaña electoral, el 4 de noviembre de 2011 argumentó
su promesa de no subir IVA ni IRPF: "Subir los grandes impuestos
trae menos crecimiento y más paro".


Esteban
González Pons


En
septiembre de 2011 opinaba que si los socialistas subían los
impuestos daba una "puñalada trapera por la espalda a la
clase obrera". Pocos días después advertía
que en las elecciones que se celebrarían un mes después
"Si gana Rubalcaba subirán los impuestos, si gana Rajoy
bajarán"

Dolores
de Cospedal


Aquella
que en campaña electoral se le cayó la preposición
de su apellido, el 8 de Junio de 2010 acusaba al gobierno central de
“ir a por los más débiles y a por lo más
fácil” por haber aprobado unas medidas de ahorro a base
de recortes sociales similares y en algunos casos bastante más
suaves que las anunciadas por ella a las pocas semanas de acceder al,
poder. Lanzaba sus dardos directamente sobre Zapatero acusándolo
de “pagar su ineficacia con los pensionistas y funcionarios“.
Pocos días antes, ganaba en las urnas la presidencia de
Castilla La Mancha. A lo largo de varios meses de precampaña
electoral y hasta el día anterior a la jornada de reflexión
de las elecciones locales y autonómicas del pasado mes de
mayo, su mantra consistió en prometer que bajo su mando los
castellano manchegos notarían menos la crisis económica
y el paro made in Zapatero. Los funcionarios y pensionistas podrían
vivir tranquilos sin miedo a que desde el gobierno autonómico
se les aplicase la tijera socialista. Cospedal también
prometió que la sanidad y educación públicas se
mantendrían sin recortes bajo su tutela, y llamó
mentirosos a quienes señalaron entonces que su apuesta era
copiar la paulatina privatización de estos servicios que lleva
a cabo su mentora, Esperanza Aguirre, en la Comunidad de Madrid.
Según Cospedal, sería suficiente con recortar los
“miles de cargos a dedo puestos por los socialistas“.


Tres años
de falacias: Rajoy prometió hacer milagros con la economía
y el paro que ahora niega y no sabe ni puede cumplir


El
21N, una nefasta jornada en los mercados y la bolsa dejaban desnuda
la gran falacia que había alimentado el PP a lo largo de 3
años. La técnica para seguir adelante, cambiar de bulo.
Lola de Conspirar repetía en TVE1 la mentira que su jefe había
lanzado el día anterior: «No vamos a hacer milagros y
nunca los hemos prometido». Desde que comenzó la crisis
económica, el único mantra de Rajoy y el resto de
jerifaltes del PP ha sido terminar con el paro y levantar la
economía. Nunca explicaron cómo, pero, según
ellos, sabrían hacerlo porque así lo demostraron en
1996 cuando tomaron las riendas del país al final del ciclo de
una crisis económica que nada tenía que ver con esta.


Dos años después, ya en septiembre de 2011, un
desbocado Esteban González Pons decía que su partido
crearía 3,5 millones de empleos en esta legislatura que
estrenamos. Según Pons, esto se conseguiría con la
creación de un millón de nuevos empresarios. En una
entrevista publicada en El Mundo, Dolores de Conspirar apoyaba la
tesis de Pons asegurando que se podía “Si se rema en la
buena dirección y se da confianza a la economía
española, es un objetivo factible“.

En
Pontevedra, Rajoy prometía en precampaña: “Ahorraremos
en todo lo que sea superfluo, rebajaremos el gasto corriente y
haremos una política económica que genere ingresos, sin
que sea necesario subir los impuestos. España necesita un
Gobierno austero que fortalezca la educación y la sanidad“.


Durante los 15 de campaña nadie desveló en el
PP cómo Rajoy iba a lograr cumplir su promesa de reducir el
déficit sin subir impuestos, y sin hacer recortes en
educación, sanidad, pensiones, y bienestar social. Rajoy se ha
atribuido a sí mismo la cualidad política de ser capaz
de generar confianza a los mercados dentro y fuera de España,
y según él, el anterior gobierno lograba lo contrario,
impidiendo así que las empresas españolas tengan
“crédito y liquidez”.

En el último
tramo de la campaña electoral, el líder de la derechona
aseguraba en un mitin que. “Un voto al PP da confianza en
España y es un mensaje al mundo de que las cosas se van a
hacer bien y de que este país será un pilar fundamental
en el proyecto del euro“. El resto de cabezas destacadas del
partido han repetido el mantra “Mariano el domador de los
mercados” varias veces a lo largo de la campaña. Un
triunfo del PP haría subir las bolsas y bajar los intereses de
la deuda española como un cohete. Muy al contrario porque
están volviendo a subir.


No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario