Centralización, oscurantismo, dudosa transparencia en los contratos menores, nuevos cargos de confianza y más agipro

9 diciembre, 2011

Estos son los ejes de los primeros presupuestos elaborados por el PP que no corrigen las críticas que presentaban en el Pleno Municipal cuando estaban en la oposición. Por tanto, más de lo mismo.


Van camino de contratar al mismo número de cargos de confianza que había en el gobierno del PSOE-IU. Su eje estratégico es invertir en publicidad para acallar a la prensa local como ya hacia el PSOE-IU para tener amordazados a los medios de comunicación local. El oscurantismo en los presupuestos locales sigue las directrices de los presupuestos que presenta Esperanza Aguirre en la Comunidad y, en general, la derecha allí donde gobierna. Se vislumbra en el fondo de los presupuestos lo que defienden públicamente: más mercado y menos Estado, lo que conlleva la desatención a las personas e instituciones más necesitadas y a las desigualdades que conlleva el liberalismo. La transparencia en la contratación puede llevarnos a denunciar en un futuro los “apaños” en los contratos menores y existe una centralización presupuestaria que contradice su acérrimo liberalismo económico.

Las líneas maestras de los presupuestos de la derecha local

• 12 nuevos cargos de confianza (Directores Generales)

• 900.000 euros destinados a agitación y propaganda, cuya partida es superior a 13 áreas y supera los presupuestos de las Juntas de Distrito de Fortuna, San Nicasio y Zarzaquemada.

• Eliminación de servicios públicos que no consideran fundamentales.

• Descenso de las partidas destinadas al mantenimiento de la ciudad, edificios municipales, limpieza publica.

• Están en cuestión las políticas sociales y de igualdad, como era de prever.

• Se reducen las subvenciones a entidades ciudadanas aumentando las subvenciones a entidades afines a la derecha.

• La participación ciudadana ha brillado por su ausencia. A ninguna entidad ciudadana se le han presentado los presupuestos.

• Las inversiones no están detalladas por barrios para evitar las críticas.

• El gran ausente de los presupuestos es la inversión generadora de empleo.

• Los concejales delegados no pintan nada. Para aprobar un simple gasto menor tienen que depender de su “jefe” el concejal de Hacienda.

• Mayor opacidad en lo que se refiere a conocimiento del número de concejales y cargos de confianza a sueldo del ayuntamiento, así como sus retribuciones. Estás ya no son públicas y debemos deducirlas de las partidas en las diferentes delegaciones.

• Los contratos menores no pasarán por la Mesa de Contratación, únicamente se dará cuenta, con lo cual existirá una menor transparencia en los contratos

• Reducen el IBI a comercios e industrias, oficinas, bares

• Ingresos de dudoso cobro como consecuencia de previsiones no muy objetivas

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario