En elecciones, en Correos aumenta el trabajo, pero no aumenta la plantilla

11 noviembre, 2011

Los centros de trabajo de Correos, durante la campaña electoral, se están viendo colapsados por la cantidad ingente de cajas que contienen propaganda electoral que envían los partidos políticos. La sección sindical de Correos de CGT, denuncia que frente a esta situación de aumento desmesurado de la carga de trabajo, no se ha correspondido con el necesario aumento de plantilla para poder llevarlo a cabo; y sí con presiones de la dirección para que cada trabajador asuma la carga tanto de la correspondencia habitual como de la electoral.


Frente a la lógica de “a mayor trabajo, más plantilla para realizarlo”, Correos, en todos los procesos electorales siempre ha afrontado las elecciones con la misma plantilla que habitualmente o reforzando con escasa contratación, y fomentado o haciendo la vista gorda al presunto fraude generalizado a la Seguridad Social que se realiza en Correos durante cada campaña.

Durante estos días de campaña, no resultará raro ver a trabajador@s de Correos repartiendo por la tarde o a sus familiares, y no estando ninguno de ellos, en esos momentos, cotizando a la Seguridad Social, ya que Correos pretenden que cada trabajador, en horario de mañana que es cuando esta asegurado, garantice el correo habitual, y “cuando pueda le de salida” al electoral. Esto sucede ya que cada envío electoral es abonado aparte a cada cartero, pareciendo en vez de asalariados con un horario, comisionistas o trabajadores a destajo por la mañana asegurados y por la tarde sin asegurar.

Mientras tenemos casi 5 millones de parados, Correos con un presupuesto de más de 38 millones de euros para las elecciones prefiere no contratar, y que el ingente aumento de trabajo lo realice parte de la plantilla, que presionada o amenazada, acepta trabajar sin cotizar por la tarde.

La escasez de plantilla de muchos barrios o pueblos supone que no se reparta todos los días el correo habitual, ahora incrementado con la propaganda electoral. A esto se añade que se realiza con menos plantilla que con respecto a las anteriores elecciones generales, ya que Correos ha perdido 7000 puestos de trabajo, o con respecto a las municipales de mayo de este año, ya que Correos ha suprimido varios cientos de puestos durante este escaso periodo.

El despilfarro de 38 millones de euros para una campaña electoral de 15 días sin que suponga un beneficio social para parados, mientras trabajadores de Correos trabajan sin cotizar a cambio de “comisiones” por envío; CGT no entiende que se produzca en la, hasta hace poco, mayor empresa empleadora del país estatal y más siendo de titularidad pública.

El despilfarro de la campaña y la insensibilidad de Correos frente al paro, cuando puede porque dispone de recursos, no sucede solo en elecciones, ya que en los últimos meses se esta produciendo numerosos despidos de trabajador@s de Correos que luego la administración de justicia considera improcedentes y que son indemnizados con dinero público.

NOTA: Se adjuntan también la Circular emitida por Correos a su plantilla y BOE con la partida presupuestaria de los 38 millones

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario