Leganés y Villalba auguran recortes de personal en 2012

29 octubre, 2011

Los ayuntamientos de Leganés y Collado Villalba no tardarán mucho en seguir los pasos del de Parla. Sus dos alcaldes —ambos del PP— ya han advertido que las plantillas de sus Consistorios están sobredimensionadas y que no descartan nada en los próximos meses. Los números ya están puestos sobre la mesa. A Leganés le «sobran» 800 trabajadores, mientras que Villalba estudia prescindir de un centenar de empleados. Las palabras, en este último caso, del regidor Agustín Juárez no dejan lugar a dudas: «No nos podemos permitir el lujo de mantener a una plantilla de 600 trabajadores». Más claro, agua.


El alcalde villalbino participó ayer en los «desayunos» que organiza el PP de Madrid, junto con el secretario general del partido, Francisco Granados. Allí advirtió que en 2012 pondrá en marcha una «severa política de austeridad» que incluirá una reducción del número de empleados públicos. Juárez expuso la «trágica situación» en la que encontró el Ayuntamiento cuando accedió a él tras los comicios del 22 de mayo. Las arcas municipales —dijo— acumulan una deuda de 110 millones de euros y registra un desfase del 20% en el presupuesto, por lo que es necesario tomar «medidas muy drásticas» de cara a los presupuestos del próximo año.
Interinos o laborales

Entre estas medidas, que afectarán «a todas las áreas», se prevé «amortizar plazas de interinos o laborales», según reconoció el alcalde, que ha explicado que «la plantilla municipal estaba sobredimensionada por exceso de concursos públicos en plazas que eran innecesarias o por la concatenación de trabajos temporales». Por eso acometerá una reducción de personal «sin que afecte a los vecinos» y basándose en dos criterios: económicos —ya que «no hay dinero» para pagar a todos—, y estructurales, de manera que «todos los servicios de la ciudad estén perfectamente atendidos con el personal que va a funcionar a partir de 2012».

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, también advirtió ayer que la plantilla de su Ayuntamiento está «sobredimensionada», en su caso, en 800 personas. La localidad cuenta con 1.800 empleados públicos, por lo que el regidor popular ya ha avanzado que debe tender a estabilizarse en un principio para después «disminuir». Gómez, a pesar de todo, quiso hacer un llamamiento a la calma ya que sus palabras provocaron la reacción en contra de los sindicatos y el comité de empresa del Consistorio. «En Leganés están externalizados prácticamente todos los servicios municipales, al menos los de importancia, como medio ambiente, limpieza viaria, recogida de basuras o mantenimiento de calles… realmente el Ayuntamiento sólo necesita personal de gestión de servicios centrales».

«No ha dejado de crecer»

«Hay 1.800 empleados —remarcó— y la plantilla no ha dejado de crecer cuando se han ido externalizando la mayor parte de los servicios, esto es una realidad y no significa que vayamos a despedir mañana a 800 trabajadores, pero sí que la plantilla esta sobredimensionada y que debe tender en principio a estabilizarse en el futuro y después a disminuir».

En este sentido, el alcalde explicó que el Consistorio dispone de «los mismos trabajadores o más que hace años cuando todos los servicios se prestaban a través del Ayuntamiento». «El capitulo I que recoge todo lo referido a sueldos, salarios y lo relativo a personal se lleva el 50% del presupuesto real de los ingresos», subrayó, para añadir que esta situación «merece una reflexión y actuaciones en el sentido de ir reduciendo gradualmente la plantilla y los costes de personal». Sobre las críticas de los sindicatos, Gómez asegura que su pretensión es «consolidar a 180 interinos» y que se queden «todos» en plantilla.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario