Bases para la convergencia de la izquierda, también en Leganés

21 octubre, 2011

Tras el tsunami del Partido Popular el pasado 22 de Mayo, la izquierda en su conjunto se prepara para contemplar como la ola alcanza la Moncloa y barre al gobierno socialista y, con éste, al partido que lo apoya.


La magnitud del desastre electoral que va a sufrir el PSOE, y que solamente podrá ser paliado de algún modo por el inminente anuncio del fin de ETA, va a sentar las bases de un ciclo largo de domino del PP, donde el abanico de políticas económicas y sociales estarán caracterizadas por el dogmatismo ideológico derivado del darwinismo social que la derecha española practica.

Ante esta realidad que todos y todas vemos acercarse, encontramos una izquierda alternativa que no ha sido capaz de tejer un discurso y unas prácticas donde las diferentes sensibilidades pudiesen verse representadas. El hilo rojo y el hilo verde solo han producido nudos que han interrumpido el flujo de información entre los distintos nódulos, impidiendo la certificación de consensos que ya se dan en la práctica objetiva.

Sin embargo, es necesario rescatar algunas enseñanzas que los diferentes intentos de convergencia de la izquierda nos han dejando estos últimos meses. Por destacar algunas, podríamos hablar de la defensa de lo público como eje central de una política progresista, donde los servicios públicos como la sanidad, la educación o las infraestructuras continúen siendo propiedad de todos y todas.

Por otro lado, podríamos afirmar que la contradicción entre el modelo productivo actual y la sostenibilidad medioambiental nos impone la necesidad de afrontar la construcción colectiva de un nuevo paradigma, que tome en consideración las condiciones de vida de las generaciones futuras.

Así, existe un consenso evidente en cuanto a la urgencia de acabar con el actual sistema económico, guiado por la obtención del máximo beneficio, para avanzar en la consolidación de la satisfacción de las necesidades de las personas como objetivo fundamental de toda actividad productiva.

Y por último, aunque podrían ser muchos más, es imprescindible destacar el acuerdo básico acerca de la necesidad de que la política, controlada y ejercida por los/as ciudadanos/as, asuma su papel como centro director en la toma de decisiones.

Estos cuatro ejes pueden constituir, junto con la democratización interna de las organizaciones políticas y una mayor apertura a la sociedad, un punto de partida fundamental después del 20N, para que todas las personas que creemos en otro mundo y en la posibilidad cierta de transformarlo vayamos tejiendo una red común.

Y así debe ser desde el mismo 21 de noviembre. Tendremos que encontrarnos, escucharnos y elaborar de manera colectiva estrategias para superar la arremetida conservadora más fuerte de nuestra joven, incompleta y lastrada democracia. También en Leganés, por supuesto, donde sufrimos un gobierno municipal que se sitúa en el espacio más intolerante del espectro ideológico de la derecha.

Como ya es conocido por mucha gente, un grupo de militantes de IU Leganés estamos trabajando para que esa confluencia política de toda la izquierda pueda ser una realidad. Para ello es necesario que superemos viejos esquemas y modos organizativos, que erradiquemos la profesionalización de la política, que debatamos abiertamente y fomentemos la pluralidad y la diversidad dentro de nuestras organizaciones y que, de manera clara, apostemos por la construcción de un referente que incluya a toda la izquierda en Leganés.

Esperamos que este proceso, que ha dado sus primeros pasos y que nos llena de esperanza a todos/as los/as que pensamos que IU en Leganés debe ser un elemento aglutinador de la amplia y diversa izquierda que existe en nuestro municipio, se fortalezca tras las elecciones generales y podamos transformar una realidad teñida de azul.

Ahora solo nos queda trabajar todo este mes para que cada uno/a, desde los diferentes espacios, pueda contribuir a la constitución de un Parlamento donde la voz de la calle esté presente.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario