Unión Romaní denuncia a la Cumbre de alcaldes y gitanos que se celebrará en Estrasburgo

17 septiembre, 2011

El próximo día 22 de septiembre se celebrará en Estrasburgo una Cumbre de Alcaldes para dar una respuesta a la creciente discriminación que se sigue produciendo contra los gitanos en Europa, y a su marginación social y económica. La Declaración de Estrasburgo sobre los Rroma, adoptada en la Reunión de Alto Nivel del Consejo de Europa por los Estados miembros el 20 de octubre de 2010, puso de relieve la especial importancia de la acción local y regional para mejorar la situación de los romaníes.


La Unión Romaní, consciente de la importancia de este encuentro, difundió ampliamente la noticia de su celebración tanto en sus medios propios como en los de comunicación social públicos.

Pero hoy, cuando se ha hecho público el programa oficial, plagado de personalidades y de permanentes figuras que siempre han estado en el entorno de la investigación de la causa gitana hemos de denunciar la falta de consideración con que los organizadores de la Cumbre han tratado a nuestro país.

España, y los gitanos españoles han mantenido con el Consejo de Europa una relación antigua y hasta privilegiada. Y nuestra organización ha aportado a la alta institución europea algunos de sus activos más determinantes a la hora de analizar y defender la causa gitana en nuestro continente. Pero lo más grave es que a la hora de determinar cual debería ser la representación española en dicha cumbre no se haya contado con el Consejo Estatal del Pueblo Gitano que es el máximo órgano de representación oficial de los gitanos españoles ante los poderes públicos.

Prueba evidente de la falta de consideración hacia España mostrada por los organizadores es que la interpretación de la cumbre se hará en las siguientes lenguas: inglés, francés, alemán, ruso e italiano. No han incluido el español a pesar de que solo en España vivimos casi tantos gitanos como la suma de los viven en el Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia e Italia.

La Unión Romani española agradece la celebración de esta Cumbre y tendrá muy en cuenta sus conclusiones pero se siente excluida de sus resultados a pesar de que entre la lista de “invitados” aparezcan algunas figuras gitanas cuya verdadera representatividad podría ser cuestionada. Al final nos queda la sensación de que todo esto es un montaje de la clase política europea, amparada, eso sí, por algunos nombres de prestigio en el ámbito de la investigación, pero donde los gitanos y las gitanas europeos no hemos logrado otro status más que el de “invitados”.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario