La XXXI Romería de la Virgen de Guadalupe convirtió a Extremadura en la gran protagonista del fin de semana en Leganés

12 septiembre, 2011

El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, y otros miembros de la corporación asistieron a la Misa Extremeña en la Iglesia de San Salvador, a la procesión de la Virgen y a los actos institucionales que tuvieron lugar en el Ayuntamiento y en el Recinto Ferial, con motivo de la fiesta de Extremadura


Este fin de semana ha tenido lugar la celebración de la XXXI Romería de la Virgen de Guadalupe, organizada por la Casa de Extremadura de Leganés y que ha reunido a centenares de leganenses y visitantes en los diferentes actos de los que ha constado la celebración.

Los eventos comenzaron el pasado sábado, con la Misa Extremeña, celebrada en una Iglesia de San Salvador a rebosar, a la que asistieron el alcalde de Leganés, Jesús Gómez, la concejala de Festejos y Participación Ciudadana, Noemí Selas, la concejala de Asuntos Sociales, María Dolores Montoro, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Cenamor. También estuvieron presentes los portavoces de PSOE y ULEG en el Ayuntamiento, Rafael Gómez Montoya y Carlos Delgado, así como los ediles Pedro Atienza (PSOE), Virginia Benito (ULEG) y Alarico Rubio (IU).

Tras la misa, que fue amenizada por las actuaciones de los grupos folclóricos invitados a la XXXI Muestra Folklórica Nacional ‘Virgen de Guadalupe’ (‘Algazara’, de Celeiros, Pontevedra; ‘Virgen de la Peña’, de Calatayud, Zaragoza; y ‘Villa de Leganés’, de nuestra ciudad), la imagen de la Virgen de Guadalupe fue llevada en procesión hasta el Recinto Ferial. Acompañada por las autoridades mencionadas y numerosos ciudadanos, la Virgen detuvo su trayecto en varias ocasiones con motivo de las actuaciones y bailes con que los grupos folclóricos se ganaron los aplausos de los presentes.

Ya por la tarde tuvieron lugar los actos institucionales, con la recepción por parte del alcalde, en el Salón de Actos del Ayuntamiento, a la presidenta de la Casa de Extremadura, Pilar Callejo; al pregonero de las fiestas, Juan Manuel Valadés; y a representantes de los grupos folclóricos. En dicho acto, tras los intercambios de presentes, Jesús Gómez expresó dio la bienvenida a los asistentes y les deseó un feliz desarrollo de sus celebraciones.

Posteriormente, de nuevo en el Recinto Ferial, y tras unas palabras introductoria de Pilar Callejo que cerrón con un sentido “¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Viva Extremadura!”, el alcalde intervino en el Acto Institucional de Banderas, recordando que “algunos necios tratan de dejar en el olvido las tradiciones, cuando éstas forman parte de nuestra propia esencia. Gracias a las tradiciones estamos esta tarde celebrando, un año más, y van 31, las fiestas en honor a Nuestra Señora de Guadalupe, la patrona de vuestra tierra, Extremadura, de los extremeños que viven allí y la de las cuatro generaciones de extremeños que pueblan Leganés desde que allá por los años 60 llegaran desde distintos pueblos cacereños y pacenses, en busca de un futuro para ellos, para sus hijos y, ahora, para sus nietos”.

Acto seguido tomó la palabra el pregonero de las fiestas, Juan Manuel Valadés, director del Museo de Cáceres y escritor, quien recordó cómo “hace 44 años llegué por primera vez a Leganés con mi familia, abandonando nuestro Badajoz natal porque allí no había universidad y venir a Madrid era la única forma de que los siete hermanos que somos pudiéramos estudiar”. Como ejemplo del crisol de orígenes que fue nuestra ciudad en esa época, Valadés apuntó que “no recuerdo haber conocido a nadie nacido en Leganés hasta que llevaba viviendo aquí seis o siete años; mis amigos y compañeros de clase eran de Córdoba, Toledo, Granada y, por supuesto, distintos pueblos extremeños”. Tras hacer un emotivo y nostálgico recorrido por sus recuerdos de Leganés, en los que no faltaron “Manuel González de la Rubia, Manolo, emeritense, fundador y primer presidente de la Casa de Extremadura, una persona que invirtió 30 años en su proyecto personal de unir a los extremeños de Leganés”, y “Don José Ramos Zambrano, un fraile que acabó, por motivos de salud, siendo sacerdote coadjutor en la Parroquia de El Salvador, y que, junto a Manolo, se fue a las Villuercas y se trajo del monasterio guadalupense una imagen que desde 1981 ha sabido atraer y congregar a decenas de miles de extremeños y no extremeños”.

Finalmente, Valadés recordó que “la Casa de Extremadura se convirtió en el mejor lugar de reunión para los extremeños de Leganés, un lugar para el recuerdo, pero no para la nostalgia estéril. Ha querido evitar que los jóvenes olviden la Extremadura de la que proceden, pero nunca ha impedido, sino al contrario, ha fomentado, que sus socios participen en todas las actividades de la ciudad en la que viven y se sientan muy de Leganés”.

Tras estas palabras se celebró la XXXI Muestra de Folklore Nacional, a la que siguió un baile con orquesta que cerró la jornada del sábado, a cuya sesión vespertina, además del alcalde, asistieron la concejala de Festejos y Participación Ciudadana, Noemí Selas; el concejal de Medio Ambiente, Ángel José Juárez; y el concejal de Deportes y Comunicación, Juan Manuel Álamo. También estuvieron presentes el portavoz de ULEG en el Ayuntamiento, Carlos Delgado, y los ediles Pedro Atienza (PSOE) y Alarico Rubio (IU).

Las celebraciones de la Virgen de Guadalupe concluyeron el domingo con el regreso de la imagen a la Iglesia de San Salvador.

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario