Convergencia de la izquierda en Leganés

10 julio, 2011

La propuesta para la convergencia con otras fuerzas de la izquierda social y política que ha presentado Enrique Santiago a la Presidencia de IU Federal constituye, a mi entender, una apuesta muy interesante para la conformación de un bloque alternativo de carácter progresista.


Es imprescindible que la izquierda asuma como una necesidad histórica inaplazable la construcción de un referente electoral para la canalización de las energías transformadoras. Esa estructura deberá tener una naturaleza abierta, amplia, alejada de maximalismos ideológicos, donde los programas máximos sean relativizados y ofrecidos como insumos para el debate, no como condicionamientos estériles.

En este punto creo que IU comete un error al pretender imponer su liderazgo a esta posible convergencia. Estoy convencido que los liderazgos deben aparecer como fruto de las dinámicas internas, de las capacidades políticas de cada organización, de las habilidades para la construcción de consensos y la elaboración de síntesis superadoras de las contradicciones existentes. Sin embargo, es un avance respecto a anteriores posicionamientos cerrados y hay que empujar en esta dirección.
En Leganés, IU debería avanzar en este sentido, dando forma a un proyecto político compartido con toda la izquierda de nuestro municipio. Es urgente que desde IU se comience a tejer complicidades con el movimiento asociativo, vecinal y con otros partidos para, durante estos cuatro años, impulsar una alternativa en Leganés.

Tristemente, todos y todas sabemos el descrédito en el que han caído los actuales dirigentes de IU Leganés. Su apego a la gestión tradicional de vivienda y urbanismo y algunas escandalosas privatizaciones, son la causa de ello. Como ejemplo más claro tenemos la Escuela de Música, donde se hizo patente la política vacía de contenido de IU y el aprovechamiento de la gestión municipal para que Calle arrojase a Castejón a los leones, malgastando recursos públicos en dirimir peleas internas.

La alternativa que está naciendo en IU Leganés tiene muy claro que es necesario unir y no desunir y que todos y todas somos necesarios/as independientemente de nuestra postura ante determinadas cuestiones.
Con el comienzo del nuevo curso político tenemos que ponernos manos a la obra, hacer un llamamiento al diálogo a toda la izquierda de Leganés, hablar abiertamente dejando a un lado conflictos pretéritos, asumiendo la parte de culpa que cada uno/a tengamos en la situación a la que hemos llegado, y definir un programa de mínimos sobre el que construir un convergencia real y de largo alcance.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario