El alcalde del PP cesa a la interventora del ayuntamiento Teresa Pascual tras un reparo suspensivo a una propuesta de Alcaldía

8 Julio, 2011 0 comments

En lugar de reconocer su error al proceder a votar un punto que no contaba con el visto bueno de la intervención general, Jesús Gómez, ha reaccionado cesando a la interventora.
Pascual avisó al alcalde de que se iba a proceder a votar un punto con reparo suspensivo de intervención pero el alcalde decidió seguir adelante sin informar de esta circunstancia a los concejales antes de la votación.


Minutos antes del inicio de la última sesión plenaria del Ayuntamiento de Leganés, el alcalde del PP, Jesús Gómez, discutía visiblemente con las funcionarias habilitadas nacionales que le acompañan en la mesa de la presidencia.

Tras el debate la interventora toma la palabra y da a conocer que el punto que se acaba de votar y aprobar por mayoría simple, con los votos favorables del PP -sobre la reducción de sueldos de los y las ediles de la oposición pero no del Gobierno local- contaba con un reparo suspensivo por falta de crédito, algo de lo que el alcalde del PP, Jesús Gómez, no había informado al resto de grupos municipales antes de la sesión o de la votación del punto.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Rafael Gómez Montoya, calificó como “muy grave” esta situación, solicitando la repetición de la votación de la propuesta, que contaría entonces con el voto en contra del Grupo Municipal Socialista.

Es la primera vez que el Pleno del Ayuntamiento de Leganés aprueba una medida con un reparo suspensivo de la Intervención General o un reparo de legalidad de la Secretaría General. Hecho que jamás había sucedido en 32 años de gobierno progresista.

Pero en lugar de reconocer humildemente su error al proceder a votar en el pleno un punto reparado suspensivamente por la Intervención (funcionaria habilitada de carácter estatal), la reacción del alcalde del PP no se ha hecho esperar, fulminando en la Junta de Gobierno Local celebrada ayer a la interventora de su cargo, lo que para Gómez Montoya supone “el ‘ordeno y mando’ característico del PP, un aviso para todos los funcionarios del Ayuntamiento aunque sean de ámbito estatal: por lo que le hemos conocido en la oposición, Jesús Gómez ha dejado fuera a cualquiera de su propio partido que haya osado a contradecirle lo más mínimo, y al parecer va a continuar con este peculiar talante en su acción de gobierno, algo realmente preocupante”.

A este cese fulminante de la Interventora General se añade la vacante tras dimisión o ceses (el Grupo municipal Socialista no tiene a fecha de hoy en su poder documentación que aclare esta circunstancia) de la Adjunta a la Intervención dos semanas después de que Jesús Gómez accediera a la Alcaldía de Leganés y la vacante producida tras un traslado voluntario del Titular de la Oficina de Apoyo a la Junta de Gobierno Local, ambos funcionarios habilitados de carácter estatal, por lo que la Administración municipal se queda sin estos órganos de control de la legalidad. Desde el Grupo Municipal Socialista incrementaremos esfuerzos para garantizar que, en tanto no se cubran estas plazas, el Partido Popular no actúa de manera arbitraria y en contra de los intereses de la ciudad de Leganés.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario