WWF denunciará ante Bruselas la falta de depuración en el entorno de las Tablas de Daimiel

6 Julio, 2011 0 comments

Madrid, 5 de julio de 2011.– Con la llegada de aguas residuales urbanas sin depurar al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, se suma una nueva amenaza a la presión de los regadíos, en muchos casos ilegales, que proliferan en el entorno del espacio protegido. WWF recurrirá al amparo de la Comisión Europea para asegurar que se vele por la conservación de uno de los humedales españoles más emblemáticos.


El problema de la depuración en Daimiel no es nuevo. De hecho, es oficial desde que en 1998 el Ministerio de Medio Ambiente declarase las zonas sensibles a la falta de depuración de todo el estado español, tal y como exigía la Directiva 91/272 CEE. En Castilla-La Mancha se incluía el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. A pesar de ello, y de que dicha directiva obligaba a la depuración de las aguas residuales urbanas antes de terminar 2005, las Tablas de Daimiel siguen recibiendo a día de hoy aguas fecales. Los periodos de sequía extrema y de abundantes lluvias han ido enmascarando los problemas en Daimiel derivados de esa falta de depuración.

Es importante recordar que el incumplimiento de esta directiva ha provocado un dictamen motivado a España por parte de la Comisión Europea, que llevará a juicio a nuestro país y podría exponerle a multas por incumplimiento, como ya ocurrió en 2004 con la calidad de aguas en las playas.

Por otra parte, la mala situación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel hace dos años, cuando el bajo nivel del acuífero llevó al incendio de las turbas subterráneas, provocó la apertura de otra queja europea contra España, por no conservar adecuadamente sus espacios protegidos de la Red Natura 2000. La alarma llegó entonces hasta la UNESCO, que vela por la Reserva de la Biosfera de Las Tablas. Entonces, las abundantes lluvias de 2010 salvaron milagrosamente este humedal, aunque la queja permanece abierta y la UNESCO sigue vigilante.

En esta ocasión, la mala depuración se suma a las amenazas sobre el Parque, multiplicando los impactos sobre el mismo. Por ello, WWF llevará el caso de nuevo ante la Comisión Europea, como un claro ejemplo de cómo el incumplimiento de la Directiva de Depuración implica incumplir las Directivas de Aves y de Hábitats.

Respecto al comunicado del MARM de ayer, afirmando la puesta en funcionamiento de la depuradora de Villarubia de los Ojos en un plazo de dos meses, WWF considera que, además de insuficiente para resolver el problema, podría llegar demasiado tarde. Los científicos ya han hablado de riesgo de botulismo en el Parque, y sus consecuencias serían muy graves sobre la fauna del humedal, especialmente teniendo en cuenta el extraordinario número de aves nidificantes este año en Daimiel, que según el propio ministerio duplica el número del año pasado, lo que podría provocar mortandades masivas de aves.

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España: “Hace años que se conocen los riesgos de contaminación para las Tablas de Daimiel, igual que se sabía el mal estado del acuífero, pero la gestión del Alto Guadiana y sus amenazas parece hacerse a golpe de emergencia, cuando la situación es extrema”. Y añade: “El futuro del Parque Nacional pasa por una gestión valiente y coordinada del uso del agua y el suelo en el Alto Guadiana, y si España no es capaz de garantizarla, Bruselas tomará medidas”.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario