¿Qué hace O´Belen con nuestro dinero?

29 Junio, 2011 0 comments

Como todo servicio privatizado, el único objetivo perseguido es el lucro económico. Pero en esta ocasión, en nuestra opinión, es posible que se haya cometido un presunto delito de carácter económico. En el Informe Anual 2009 del Defensor del Pueblo de Castilla La Mancha, en respuesta a la queja presentada por la madre de un menor interno en el centro Nuestra Señora de la Paz (uno de los centros clausurados a O´Belen), sobre las condiciones de habitabilidad, podemos leer lo siguiente (página 212 del informe):

“Sobre las mejoras en las condiciones de habitabilidad, la Consejería exponía que, habiendo concedido diferentes subvenciones a la entidad gestora para la mejora de las instalaciones, y comprobando que ésta no se hacía efectiva, se había optado por proceder al cierre definitivo del centro el pasado 31 de diciembre, no habiendo ningún menor ingresado en la actualidad”


Ante esta aseveración, a los ciudadanos sólo nos queda preguntarnos algo: si la Administración ha concedido subvenciones a la Fundación O´Belen para realizar unas obras que no ha realizado, ¿qué ha pasado con ese dinero público? ¿Dónde está? O en su defecto, ¿dónde están las diligencias judiciales para esclarecer los hechos? ¿A qué viene tanta impunidad?

No podemos más que congratularnos de nuevo por el cierre de este centro y de los demás centros clausurados a O´Belen, pero ¿quién va a resarcir a los menores allí encerrados que han visto pisoteados sus derechos? ¿Quién va a evaluar las posibles secuelas sufridas por el paso por estos centros de protección de menores? Porque la Administración era consciente desde hacía mucho tiempo de lo que sucedía en estos centros. Como muestra, basta explicar que en un informe fechado a 30 de marzo de 2006 y firmado por el Servicio de Menores de la Dirección General de la Familia de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, sobre el centro terapéutico Nuestra Señora de La Paz, se puede leer lo siguiente: “primera sensación de abandono y descuido”; “en algunas habitaciones se han quitado los bidés pero los agujeros permanecen. Sorprende, en general, el mal olor”; “…situación especialmente peligrosa por la noche en las habitaciones en las que se cierran con llave a los menores”; “la sala de contención, debido a su iluminación y color además produce una privación sensorial añadida”…

Y para seguir señalando responsables, basta citar la conclusión del Defensor del Pueblo de Castilla La Mancha sobre el centro El Cigarral, situado en Toledo, en su informe de 2007:”dadas las características apuntadas, este centro no reúne las condiciones mínimas necesarias para realizar la actividad que le está destinada”.

Para concluir este horrible corolario del maltrato, nos limitaremos a recordar lo dicho por el Defensor del Pueblo de España sobre las celdas de aislamiento donde eran encerrados los niños y niñas supuestamente protegidos (aunque no debemos olvidar las numerosas denuncias de menores, familiares y trabajadores de estos centros sobre medicación forzosa con psicofármacos, humillaciones y vejaciones de todo tipo, agresiones e incluso abusos sexuales):

“En Casa Joven (Guadalajara), la sala es siniestra, de reducido tamaño y no tiene ventanas, estando las paredes recubiertas de una goma negra que desprende un olor muy fuerte y desagradable, casi irrespirable… En Nuestra Señora de La Paz (Cuenca), la sala, que se encuentra en el módulo de abajo, muy alejada de las otras dependencias, es también tétrica, se encuentra forrada íntegramente con goma negra (a modo de “abrazo psicológico”, según refiere la Dirección) y tiene una ínfima ventana y una cámara de vigilancia…” (Informe monográfico sobre Centros de protección de menores con trastornos de conducta y en dificultad social, 2009)

Tras años de lucha contra el negocio del maltrato, finalmente se clausuraron varios de los centros de “protección” de O´Belen y su fundador y presidente, Emilio Pinto Rodríguez, tuvo que dimitir. Pero nadie ha asumido sus responsabilidades, ni nadie ha pagado por el daño causado. Y por supuesto nadie ha devuelto el dinero entregado para acometer obras que nunca fueron realizadas. Muy al contrario, O´Belen se dispone a reabrir Casa Joven y abrir nuevos centros subvencionados. No podemos permitirlo…¡la lucha sigue!

COLECTIVO NO A O´BELEN

www.noaobelen.com

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario