50.000 personas acuden masivamente al llamamiento en Madrid para tomar las calles pacíficamente bajo el lema “No somos mercancía en mano de políticos y banqueros”

17 mayo, 2011

La Plataforma Democracia Real Ya ha conseguido reunir en las calles de Madrid a más de 50.000 ciudadanos que por fin pudieron mostrar su indignación hacia los abusos del poder político y económico que han provocado la actual crisis y que persisten en su gestión corrupta.


Bajo consignas como “Esta crisis no la pagamos” o “Lo llaman democracia y no lo es” los asistentes aunaron sus voces pacíficamente pero con espíritu de lucha. La manifestación transcurrió sin ningún altercado desde su inicio hasta su desconvocatoria. Personas de todas las edades, credo, origen y condición disfrutaron por fin de una convocatoria al margen de partidos y sindicatos en la cual pudieron expresar su disconformidad con las decisiones de gobernantes y poderes financieros que imposibilitan que la democracia pueda hacer gala de su nombre estando al servicio de la sociedad.

Ha de destacarse que dicha convocatoria fue en todo momento apartidista y asindical, pero no así apolítica, como algunos medios pretenden resaltar. Asimismo, debemos señalar que, en contra de lo que sugieren ciertas informaciones, la Plataforma Democracia Real Ya no promueve ni promoverá a través de esta movilización la abstención política. En este sentido, se mantiene neutral, respetando el voto en conciencia de cada ciudadano, y demandando únicamente un marco electoral y participativo más justo y democrático.

Tras la lectura del manifiesto y las palabras de Carlos Taibo y Jose Luis Sampedro, y una vez desconvocada la manifestación, un grupo de aproximadamente 100 personas ajeno a los organizadores decidió hacer una reclama pacífica. Este concepto está englobado en el de desobediencia civil, que como principio asume la acción directa en las calles sin hacer uso de la violencia. Estas personas entrelazaron sus brazos con la intención de seguir caminando y paralizar momentáneamente el tráfico en la Gran Vía. Inmediatamente se produjeron los primeros disparos con bolas de goma por parte de las Fuerzas de Seguridad. Varias de las personas que presenciaron dicho intento de disolución han confirmado que entre los agredidos por los policías había incluso viandantes, como el caso de una pareja de inmigrantes que paseaba con sus dos hijos pequeños. Tras un intento de reagruparse se produjo la segunda carga policial y las primeras detenciones. El grupo se dirigió a Callao donde espontáneamente surgió una primera sentada pacífica que duró 20 minutos. Después se dirigieron a Gran Vía de nuevo, con los brazos en alto mostrando las palmas de las manos y coreando “Estas son nuestras armas”. A los 10 minutos, aparecieron los antidisturbios en formación hacia ellos. Un joven que se encontraba sentado en primera línea fue increpado para levantarse, a lo que se negó dejando sus manos levantadas en gesto de pacífica resistencia. El resultado fue su inmediata detención y sucesivas agresiones con porras contra los allí presentes.

En la madrugada del día 16 hemos conocido que el número de detenidos asciende a 24 personas, entre ellos 5 menores, todos ellos esperando en la Comisaría de Moratalaz a ser puestos a disposición judicial o en libertad. Desde la Plataforma Democracia Real Ya pedimos la puesta en libertad sin cargos de los mismos.

La Plataforma Democracia Real Ya condena y rechaza todo tipo de violencia, y especialmente en este caso, la brutalidad policial auspiciada por los poderes políticos e ignorada por los grandes medios de comunicación o en su defecto, tergiversada.

Por este motivo, entendemos que tomar la calle el 15 de mayo no ha sido suficiente y animamos a toda persona a seguir denunciando los abusos y desmanes políticos y económicos en la Acampada Pacífica que ha nacido de forma espontánea en la Puerta del Sol y que está en principio prevista hasta el 22 de mayo.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario