El Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados hace un llamamiento para apoyar a los refugiados iraquíes

27 Enero, 2011 0 comments

GINEBRA, Suiza, 26 de enero de 2011 (ACNUR/UNHCR)- El Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados, António Guterres, ha anunciado hoy un llamamiento interagencial para recaudar 280 millones de dólares con los que prestar asistencia a los refugiados iraquíes.


El Plan de Respuesta Regional para los Refugiados Iraquíes aglutina los planes de 40 organizaciones internacionales y ONGs que prestan ayuda a los refugiados iraquíes en 12 países, entre los que se incluyen Siria, Jordania, Líbano, Egipto, Turquía, Irán y otros seis estados del Golfo.

“Hago un llamamiento a los países donantes para que reconozcan las necesidades críticas de los refugiados iraquíes,” indicó António Guterres. “Particularmente a aquellos cuya situación es más vulnerable cada día,” añadió.

Esta nueva petición de fondos pone de manifiesto la necesidad de más de 190.000 refugiados iraquíes registrados por ACNUR en la región. La mayoría vive en Siria y Jordania. El llamamiento también incluye varios programas de apoyo a los sistemas educativos y sanitarios en estos países receptores.

Durante el anuncio de este llamamiento, que se produce dos días después de su regreso de Irak, António Guterres ha destacado que “este nuevo gobierno representa una gran oportunidad para Irak pero también para nuestro trabajo. Espero que hoy estemos marcando el principio del fin del capítulo del desplazamiento en Irak.”

La mayoría de los refugiados iraquíes en Siria y Jordania huyeron hace más de tres años. Muchos han tenido problemas para encontrar trabajo, lo que les obliga a depender de unos ahorros cada vez más escasos y de la ayuda ofrecida por las organizaciones internacionales y ONGs locales. Una de las peores consecuencias de este empobrecimiento es el creciente número de niños refugiados iraquíes que han abandonado la escuela para buscar un trabajo ocasional que les permita alimentar a sus familias. “Cuando un niño iraquí va a la escuela en vez de trabajar, se está invirtiendo en el futuro de Irak”, dijo António Guterres, destacando la importancia de la ayuda aportada a los refugiados.

La base de datos de ACNUR para el registro de refugiados iraquíes muestra que el 34% está en situación de vulnerabilidad, porcentaje en el que se incluyen miles de personas en estado de salud crítico y un número significativo de hogares monoparentales encabezados por mujeres.

Más de 89.000 refugiados han regresado a Irak en los últimos tres años, aunque el ritmo de retornos se ha ralentizado y ACNUR continúa registrando a nuevos solicitantes de asilo en los países vecinos.

Destacando la amistad y solidaridad ofrecidas de manera constante por los gobiernos receptores a los refugiados iraquíes, António Guterres recordó que “la carga soportada por las comunidades y los gobiernos receptores en la región es enorme. Es esencial que la comunidad internacional apoye los esfuerzos humanitarios para ayudar a los refugiados más vulnerables.”

António Guterres también agradeció a los países que han ofrecido un reasentamiento a más de 60.000 refugiados iraquíes que ya han partido hacia sus nuevos hogares desde 2007. ACNUR calcula que otros 60.000 refugiados iraquíes necesitan ser reasentados.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario