Desmantelan un punto de venta de droga en un bar de Leganés, dos detenidos

30 diciembre, 2010

La Policía Nacional ha desmantelado un punto de venta de droga al menudeo en un bar de Leganés y ha detenido a dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública.


Los arrestados, trabajadores de un establecimiento de hostelería situado en la localidad de Leganés, fueron sorprendidos “in fraganti” cuando trapicheaban con varios clientes.

En el registro del local se localizaron 38 envoltorios de cocaína preparados para su venta y unos 8.700 euros escondidos en un falso techo.

La investigación se inició hace varios meses. Los agentes recibieron diversas informaciones que apuntaban a que en el interior de un pub, ubicado en el Barrio de Zarzaquemada de Leganés, se pudiera estar cometiendo un delito de tráfico de sustancias estupefacientes por parte de los trabajadores del establecimiento.

El dispositivo policial desplegado en las inmediaciones del establecimiento permitió constatar que había una afluencia habitual de personas que entraban y salían del mismo a los pocos minutos.

Al realizar el registro, los investigadores constataron que el local disponía de amplias medidas de seguridad. Oculto en el interior de la barra se localizó un monitor conectado a dos cámaras exteriores, perfectamente camufladas y colocadas estratégicamente para tener un control de toda la calle.

Así podían ver a las personas que llamaban a la puerta o a las que se acercaban al lugar y, en su caso, detectar la presencia policial.

Asimismo y también en el interior de la barra, una puerta daba acceso al interior de un reservado, donde se preparaba la droga que posteriormente era vendida a los clientes.

Los agentes localizaron 38 envoltorios de cocaína preparados en dosis de medio gramo y de un gramo, preparados para su venta.

Además, escondidos en un falso techo, cuatro sobres que contenían la cantidad de 8.700 euros en efectivo.

El resultado fue la detención de José Ángel A.S., de 45 años y Encarnación F.V., de 47. El primero, era propietario y camarero del bar y la segunda, trabajaba como camarera, siendo ésta la que dio el “agua” al percibir la llegada de los agentes al establecimiento.

La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Estupefacientes y por el Grupo Operativo de Reacción, ambos pertenecientes a la Comisaría de Leganés. EFE

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario