Crónica de la cabalgata de Reyes Magos de la Coordinadora de Asambleas Obreras de Madrid Sur

28 Diciembre, 2010 0 comments

Ya vienen los Reyes, con el pensionazo, la reforma laboral y las privatizaciones, nos suben el metro la renfe también, sino hacemos nada nos van a joder…

Os deseamos Feliz Crisis.



Un pequeño grupo de personas de distintos municipios de la
zona sur de Madrid (Alcorcón, Leganés, Villaverde,
Móstoles y Getafe) nos hemos encontrado en la tarde noche del
23 de diciembre junto a la estación de tren Alcorcón
Central. Entre nosotros/as había indigentes, trabajadores/as,
desempleados/as y por supuesto no podían faltar en estas tan
entrañables fechas (de entrañas que quedan por los
suelos de tanto abuso en el consumo, en el comer y el beber) los
Reyes Magos, excepto Baltasar, que no ha podido estar porque le
encerraron en el CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) de
Aluche, levantado sobre los terrenos de la antigua cárcel
franquista de Carabanchel. Baltasar no tenía papeles y le
detuvieron en una redada policial frente a un centro comercial,
porque Baltasar es negro y por lo tanto susceptible de ser “ilegal”
para el Estado y la policía. Sus únicos delitos: ser
pobre por regalar todo a los/as demás y no tener unos
determinados papeles.

Sumado a la injusticia de la deportación de Baltasar, los
Reyes Magos se mostraron molestos por la privatización de su
empresa, antes pública y ahora convertida en una ETT
(recordemos que le debemos a Felipe González, también
conocido como “Mister X” la legalización de las
Empresas de Trabajo Temporal en el año 1994)

Melchor y Gaspar sin Baltasar, seguidos de una corte de gentes
humildes y trabajadoras o sin trabajo, hemos hecho nuestra particular
cabalgata por la calle Mayor de Alcorcón, repartiendo una
carta a los Reyes muy especial, en la que invitamos a reflexionar
sobre nuestra situación como clase trabajadora, la necesidad
de luchar y salir a la calle. Aquí adjuntamos el pasquín
repartido.

Durante el cortejo desplegamos una pancarta en la que podía
leerse, Feliz Crisis. Esta navidad se acabó la Paz
social (firmada por la Coordinadora de Asambleas Obreras del Sur).

Alegremente, hemos cantado villancicos como “Ya vienen los
Reyes, con el pensionazo, la reforma laboral y las privatizaciones,
nos suben el metro la renfe también, sino hacemos nada nos van
a joder…” o “Pero mira como beben los políticos
en el congreso, pero mira como beben y vuelven a beber, beben y beben
y vuelven a beber y a la clase trabajadora la están jodiendo
bien” o el conocidísimo “Por el camino que lleva
al INEM, cinco millones, también tu y yo…”

Los Reyes Magos de Oriente han repartido carbón entre los
padres y madres trabajadores/as por que este año con la crisis
y la falta de movilización general en defensa de nuestros
derechos, sólo nos merecemos eso. Porque a nuestra gente mayor
le quieren quitar sus pensiones ganadas con el duro esfuerzo de toda
su vida, a la gente enferma le quieren quitar el derecho a la salud y
a la gente saludable el derecho a practicar deporte en las
instalaciones municipales y lo que es más importante, a
emplear su energía y su fuerza en un trabajo útil para
la comunidad.

Para la gente más peque habrá regalos porque no
seremos nosotros/as quienes les quitemos la ilusión, pero para
las personas adultas no habrá nada, por que nada hemos hecho
contra la reforma laboral, el pensionazo o las privatizaciones (de
instalaciones y servicios municipales, de la salud, etc.) porque no
luchamos ni por dejar un mundo mejor a nuestros/as hijos/as ni por
dejar unos/as hijos/as conscientes de que en la vida nada se regala y
de que merece la pena luchar y vivir con dignidad.

El cortejo real duró algo más de un par de horas en
las que se recorrió la calle Mayor de arriba a abajo, hablando
con la gente, bromeando y debatiendo, también jugando con la
gente más joven del barrio, intentando transmitir ese amor por
la vida sencilla del barrio y esa preocupación por lo que
sucede en él. Nos reímos de nuestras propias
limitaciones y nuestro discurso “marciano y extraterrestre”:
proclamamos la Comuna de Alcorcón frente al ayuntamiento, ante
la mirada entre atónita y divertida de un policía
municipal; invitamos a una gran compañía de
telecomunicaciones a regalar sus productos a la clientela y así
seguimos bromeando con cadenas de perfumería o de ropa. Dicen
que cada broma esconde un poquito de verdad y nos encantaría
que estas se realizasen pero para ello es necesaria la participación
activa de todo el mundo. No somos vanguardia ni retaguardia, somos
pueblo, somos barrio.

En el trayecto nos pareció que alguna persona se sumaba a
este particular cortejo de reyes con una sonrisa en la cara, lo cual
es motivo de alegría; quedan personas en esta sociedad capaces
de pensar por si mismas y ser solidarias.

Os deseamos Feliz Crisis.




No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario