Irán: Amnistía Internacional condena la nueva “confesión” televisada de Ashtiani

13 Diciembre, 2010 0 comments

Londres.- Amnistía Internacional ha condenado hoy los informes según los cuales el canal de noticias Press TV, controlado por el Estado iraní,
emitirá esta tarde la nueva “confesión” de una mujer iraní que se
enfrenta a una condena de muerte por lapidación o en la horca.


“Si los informes son fiables y esta tarde se emite otra “confesión”
televisada de Sakineh Mohammadi Ashtiani, no debe subestimarse el
impacto que puede tener esta “confesión” en su caso,” ha afirmado Philip
Luther, director adjunto del Programa para Oriente Medio y el Norte de
África de Amnistía Internacional.

“Si las autoridades pretenden utilizar esta “confesión” para fabricar
una nueva causa en su contra, por un delito por el que ya ha sido
juzgada y condenada, Amnistía Internacional lo condenará rotundamente.”

Sakineh Mohammadi Ashtiani fue condenada a 10 años de prisión en 2006 por el asesinato de su esposo. Según su abogado, la sentencia
condenatoria fue modificada posteriormente por la de “complicidad” y la
condena se redujo a cinco años.

También se condenó a Sakineh Mohammadi Ashtiani a morir lapidada por “adulterio durante el matrimonio”. Permanece recluida en la prisión de Tabriz, en la provincia de Azerbaiyán Oriental, en espera del resultado de la revisión judicial de la condena de lapidación.

Según los informes de los medios de comunicación, un equipo de
producción de Press TV recogió a Sakineh Mohammadi Ashtiani de la
prisión, junto con su hijo Sajjad Qaderzadeh, que también estaba
detenido, y los llevó a su domicilio para realizar un “relato visual del
delito en el lugar de los hechos”, al parecer, para un “documental”.

Las normas internacionales para juicios justos garantizan el derecho de
toda persona a no ser obligada a auto incriminarse ni a confesarse culpable.

Se cree que Press TV también ha entrevistado para el programa a Javid
Houtan Kiyan, el actual abogado de Sakineh Mohammadi Ashtiani, que fue detenido y recluido junto con Sajjad Qaderzadeh por hacer campaña para salvar la vida de esta mujer.

“Parece que las autoridades iraníes están utilizando a los medios de
comunicación de su país para presentar a Sakineh Mohammadi Ashtiani como una peligrosa delincuente que merece ser ejecutada. Sakineh Mohammadi Ashtiani no debe ser ejecutada por ningún medio, y si permanece recluida únicamente por haber mantenido relaciones sexuales consensuales, las autoridades iraníes deben ponerla en libertad,” ha manifestado Philip Luther.

“Al mismo tiempo, la comunidad internacional, que ha expresado su grave preocupación por este caso, debe prestar una mayor atención a otras gravísimas violaciones de derechos humanos que se siguen cometiendo en Irán. Cuando el pasado martes se celebraba en Irán el Día Nacional de los Estudiantes, los activistas estudiantiles Milad Assadi, Behareh Hedayat, Majid Tavakkoli, Majid Dorri y Zia Nabavi cumplían largas penas de prisión que les fueron impuestas únicamente por ejercer el activismo pacífico. Ellos y otros centenares de presos de conciencia en Irán deben ser puestos en libertad de forma inmediata e incondicional.”

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario