Amnistía Internacional pide al Gobierno español que no extradite a Ali Aarrass

27 Noviembre, 2010 0 comments

25 de noviembre de 2010. Madrid.- Ali Aarrass, ciudadano con la doble nacionalidad belga y marroquí, podría ser devuelto de España a Marruecos en cualquier momento, ya que el Consejo de Ministros aprobó su extradición el pasado 19 de noviembre. En Marruecos, este hombre corre peligro de ser detenido en régimen de incomunicación, y de ser víctima de malos tratos, tortura y otras violaciones bajo custodia de las autoridades marroquíes, así como de ser juzgado sin las debidas garantías.


En la misma sesión, el Consejo de Ministros se negó a extraditar a Mohammed el Bay, ciudadano con la doble nacionalidad española y marroquí.

Ali Aarrass es perseguido en Marruecos por cargos relacionados con terrorismo y está acusado de pertenecer a una red terrorista dirigida por Abdelkader Belliraj. A principios de 2008 se detuvo a 35 personas en relación con la “Célula Belliraj” y varias de ellas fueron torturadas, según informes, por miembros de la Dirección de Vigilancia del Territorio (Direction de la surveillance du territoire, DST), órgano de inteligencia marroquí, durante su reclusión en régimen de incomunicación en el centro de detención de Témara. En julio de 2010 fueron declarados culpables en apelación, en una vista enturbiada por irregularidades procesales y denuncias no examinadas de tortura y otros malos tratos.

Ali Aarrass estaba siendo investigado desde 2006 por la Audiencia Nacional por cargos relacionados con terrorismo, pero el 16 de marzo de 2009, archivó provisionalmente la investigación en su contra por falta de pruebas, por lo que su detención en España se debe a la única razón de que Marruecos ha solicitado su extradición.

Ali Aarrass y Mohammed el Bay llevan privados de libertad desde el 1 de abril de 2008, cuando fueron detenidos en la ciudad española de Melilla en función de las órdenes de detención internacional cursadas por Marruecos el 28 de marzo de 2008.

La Audiencia Nacional española autorizó la extradición de Ali Aarrass a Marruecos el 21 de noviembre de 2008. La decisión fue confirmada en apelación el 23 de enero de 2009, sobre la garantía ofrecida por el gobierno marroquí de que Ali Aarrass no sería condenado a muerte ni a cadena perpetua sin la posibilidad de obtener la libertad condicional.

No obstante, el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, en sus Observaciones finales al quinto informe presentado por España, expresó su preocupación ante la utilización de las denominadas garantías diplomáticas recordando que bajo ninguna circunstancia se debe recurrir a las mismas como salvaguardia contra la tortura o los malos tratos cuando haya razones fundadas para creer que una persona estaría en peligro de ser sometida a tortura o malos tratos a su regreso. Por ello pidió a España que en el caso de utilizarlas, informara al Comité sobre los requisitos mínimos del Estado parte para dichas garantías, las medidas de seguimiento que ha adoptado en tales casos, así como la exigibilidad jurídica de las garantías dadas. “Estas garantías diplomáticas no se pueden hacer cumplir. Por lo tanto, caso de extraditar a Ali Aarrass, España estaría violando sus obligaciones en relación a los derechos humanos”, asegura Virginia Álvarez, responsable de Política Interior de Amnistía Internacional en España.

Peticiones al Gobierno español

La devolución de Ali Aarrass a Marruecos supondría un quebrantamiento del principio de no devolución (non-refoulement) y una violación de las obligaciones de España con arreglo al Convenio Europeo de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

Por ello, Amnistía Internacional solicita al Gobierno español que:

1.- No extradite a Ali Aarrass a Marruecos porque allí corre peligro de detención en régimen de incomunicación, tortura y otros malos tratos, y juicio sin las debidas garantías;

2.- Informe de qué medidas, en respuesta a las Observaciones del Comité, ha adoptado el gobierno español para asegurar que esta persona no va a ser objeto de tortura o malos tratos tras su extradición a Marruecos,

Más información
Hasta la fecha, Amnistía Internacional ha emitido dos Acciones Urgentes por el caso de Ali Aarrass, el 21 de abril de 2009 y el 23 de noviembre de 2010, a través de su red mundial de activistas, para movilizar a la opinión pública en contra de esta extradición, que vulnera los derechos humanos del detenido. La Acción Urgente consiste en el envío masivo de comunicaciones, en este caso al Ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario