Huelga general

26 septiembre, 2010

Estamos a setenta y dos horas de una Huelga General, el gobierno se la merece, los empresarios también, pero me pregunto: ¿no habrán llegado tarde los sindicatos?


Hace cuarenta y ocho horas que, el gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros los presupuestos de 2011, persiste en la congelación de los trabajadores públicos y congelación de pensiones, salvo el 1% en aquellas pensiones que no llegan ni a la supervivencia de un ser humano en esta Europa venida a menos.

Eso sí, a los salarios de más de 160.000 euros anuales, sólo se les sube un 1% de IRPF, volvemos al “Novecento español” de principios del siglo XX.

Volvemos a la limosna de la Iglesia de San Sebastián, de Madrid, en la que Galdós se inspiró para escribir “Misericordia” Volvemos a su “Marianela” al limosneo oficial y particular, España empieza a recordar aquella etapa, donde cada mendigo tenía su puerta, su iglesia, y hoy cada gitana rumana su semáforo limosnero y limpiaparabrisas.

Pero aquí, la juventud aún no limosnea, porque aún los padres respiran con un puñado de euros, para socorrer una hipoteca, una cerveza o un tinto de verano, o la litrona ilegal del botellón en lugares públicos.

Lo crudo de la crisis vendrá cuando los padres no tengan el oxígeno sobrante, y ya estamos a la puerta.

La huelga es necesaria, ¿pero será exitosa?…, lo dudo, hay desconfianza en los políticos y hasta en los sindicatos mayoritarios, han esperando a que se secasen los pantanos de la esperanza, y ya sobrevivimos bebiendo de los charcos, de los ahorrillos que sobetea la banca insaciable hasta desgastarlos.

Zapatero no retirará la Reforma Laboral, y los sindicatos lo saben, pero hay que hacer la comedia para que se desahoguen los descontentos, España necesita gritar e insultar, pero el día siguiente, el día 30 de septiembre, Zapatero comenzará a tejer la Reforma de las Pensiones.

El Gobierno vencerá, porque nosotros ya estamos entregados, y un pueblo entregado es un pueblo vencido. No sabemos si por goleada, pero si sabemos que por pobreza.

Si existe Dios, que nos asista, porque ya no podremos tener ni luz terrenal, la divina, ya se verá.

leganés, 26 de septiembre de 2010

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario