Raúl Calle de IU : “Tu quoque, Raúl, fili mi”

16 junio, 2010

También tú, Raúl, hijo mío, ¿la izquierda con mantones de Manila en barrera burguesa?


En relación con la Comisión que estudia el rescate de la Plaza de Toros la Cubierta de Leganés, le digo a Raúl Calle de IU : “Tu quoque, Raúl, fili mi” “Tú también Raúl, hijo mío”

Utilizo la frase de Julio Cesar -en latín- cuando vio que, Bruto el hijo de su amante, también atentaba contra él, y que, algunos escritores refieren que viendo avanzar contra él a M. Bruto, le dijo en lengua latina: ¡Tú también, hijo mío!.

“Tu quoque, Raúl, fili mi”

Viendo la Plaza de Toros de Leganés, me recuerda a la tapa de los viejos pucheros de posguerra donde la abuela cocía los garbanzos a fuego lento.

¿Qué se cuece en La Cubierta, la luna blanca o la lejana estrella?

También tú, Raúl, hijo mío, ¿la izquierda con mantones de Manila en barrera burguesa? Pronto veremos a la camarada oscura solicitar a Jesulín un trozo de capote para hacer un “relicario”, también veremos a la calle Gibraltar llamarse calle de Alcalá o paseo de los picadores, porque en nuestra Cubierta se pica mucho, y, desgraciadamente se sangra, y lo peor de todo, se muere.

Raúl, tu sabes como yo que, es un mundo de valientes, y de bien dotados, es decir, un mundo de taleguillas.

Circulo de bares, copeo, música ambiental, el chocolate del loro en compañía o en soledad, hasta dicen que, de licencias y deslicencias. Dicen.

También nos dice la historia que, el mundo taurino devora al ser, Juan Belmonte* se deprimió por una disfunción eréctil, – a una edad propia de ello- pero cuando era incapaz de darle dos pases a una vaquilla, el gran torero se quitó la vida.

Y hoy la izquierda de tu mano, se mete a tostar los garbanzos, cuando izquierda y derecha coinciden en rescatar, es que el becerro es de oro, y/o Moisés con Dios está.

Raúl, para conocer bien este toro, hay que haber bebido mucho de la Biblia o haber estudiado en Comilla (Universidad Pontificia) y en Leganés sobran licenciaturas y falta sentido común.

“Tu quoque, Raúl, fili mi”

También tú, mi buen amigo Raúl, recuerda que, ni la luna es blanca, ni el cielo es azul, simplemente los vemos así, y según el poeta Pessoa, “las cosas no son como las vemos, son, como son”

Y ya está aquí, ya están llamando políticamente los Idus de Mayo…

**A punto de cumplir 70 años, Juan Belmonte se suicidó de un disparo en su cortijo de Gómez Cardeña –entre Sevilla y Jerez– el 8 de abril de1962, lo que no hizo sino inmortalizar su mito, fue enterrado en el Cementerio de San Fernando de Sevilla

Leganés, 15 de junio de 2010

JOSé MANuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario