¿Entablará la UE un debate franco con Joe Biden sobre derechos humanos?

6 mayo, 2010

Bruselas/Madrid.- Amnistía Internacional ha instado a los líderes de la Unión Europea (UE) a que, durante la visita el 6 de mayo del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Bruselas, entablen con él un debate franco sobre las consecuencias que para los derechos humanos tienen las operaciones de lucha contra el terrorismo. En la misma línea y en el marco de la Presidencia española de la UE, la organización se dirige a José Luis Rodríguez Zapatero, que se reunirá con Biden en Madrid el próximo día 8 de mayo.


En una carta dirigida a los responsables de las principales instituciones de la UE, Amnistía Internacional ha pedido a la Unión Europea y a la Presidencia española que se debatan cuestiones como la situación y el futuro de las aproximadamente 180 personas que aún hay recluidas en la base naval estadounidense de la bahía de Guantánamo, así como la rendición de cuentas por violaciones de los derechos humanos cometidas en el marco de la lucha contra el terrorismo, especialmente el programa de detención secreta de la CIA.

Nicolas Beger, director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la Unión Europea, ha declarado: “El objetivo de Joe Biden en su visita a Bruselas y a Madrid es conseguir una mejora en la cooperación entre Estados Unidos y la Unión Europea en el terreno de la lucha contra el terrorismo. Los líderes de la UE deben recordarle en las conversaciones que mantengan con él que no puede haber seguridad en nuestro mundo sin un respeto incondicional por los derechos humanos de parte de todos los actores estatales, incluido Estados Unidos. En los actuales y futuros esfuerzos que se lleven a cabo entre Estados Unidos y la Unión Europea no puede volverse a permitir jamás que los derechos humanos queden al margen”.

Amnistía Internacional anima a los Estados miembros de la UE a que sigan recibiendo a detenidos de Guantánamo para permitirles reconstruir sus vidas. Los Estados miembros de la UE dejen ejercer presión sobre el gobierno estadounidense para que respete los derechos humanos en el proceso de clausura del centro de detención de Guantánamo, un negro capítulo de la historia reciente. Hay que acabar con la actual práctica de mantener detenidas a personas de forma indefinida y sin juicio, sin que sea sustituida por ningún sistema similar, ya sea en territorio estadounidense o en otros lugares. Las 180 personas que aún hay recluidas en Guantánamo tienen que ser puestas en libertad o acusadas de algún delito reconocible. Las personas a las que Estados Unidos desea procesar tienen que ser juzgadas ante tribunales civiles imparciales e independientes y no ante comisiones militares, cuyos procedimientos distan mucho de cumplir las normas internacionales sobre justicia procesal.

La Unión Europea debe instar al actual gobierno estadounidense a que investigue de forma exhaustiva todas las denuncias sobre tortura y desaparición forzada relacionadas con el programa de la CIA de interrogatorio y detención secreta. Amnistía Internacional insta a la UE a que ejerza una función constructiva en la búsqueda de la verdad sobre los actos que en ese sentido tuvieron lugar tras los ataques del 11 de septiembre, así como sobre otras actividades similares que pudieran estar realizándose en la actualidad.

Nicolas Beger concluye: “El actual gobierno estadounidense ha realizado escasos o nulos esfuerzos para garantizar la rendición de cuentas por violaciones de los derechos humanos cometidas en los últimos años en nombre de la lucha contra el terrorismo. La Unión Europea cuenta con una excelente oportunidad para demostrar que los derechos humanos desempeñan una función clave en sus relaciones con otros países, ejerciendo presión sobre Estados Unidos en esta materia. La UE debe igualmente abordar las denuncias de que algunos de sus Estados miembros han sido cómplices en operaciones de entrega extraordinaria y detención secreta en territorio Europeo.”

En esta línea, Amnistía Internacional tiene en marcha una ciberacción a través de su web www.actuaconamnistia.org, en la que solicita a la Presidencia española que demande al Gobierno británico una investigación imparcial para aclarar la presunta complicidad de agentes de los servicios de inteligencia británicos con Estados Unidos en las torturas y malos tratos sufridos por Binyam Mohamed, ciudadano etíope residente en Reino Unido. Binyam fue detenido en Pakistán en 2002, pasó por prisiones de Pakistán, Marruecos y Afganistán bajo control estadounidense, donde presuntamente fue torturado, hasta ingresar en Guantánamo entre 2004 y 2009, año en el que fue liberado sin cargos.

Prensa –

No Comments so far

Jump into a conversation

No Comments Yet!

You can be the one to start a conversation.

Deja un comentario