El juzgado de violencia atendió 15 casos en su primera semana

15 enero, 2009

Evita esperas a las víctimas de malos tratos y colapsos en los juzgados de instrucción.


El pasado viernes era el primer día que el personal, con la jueza María Rosa Rodríguez Jackson al frente, no había recibido ningún caso.

“El hecho de que tener un juzgado específico implica una dedicación absoluta, nos volcamos en esa materia de manera que se da una solución mucho más rápida”, explica en su despacho, en la tercera planta.

Un psicólogo, un trabajador social y un forense, además de personal auxiliar y funcionarios, trabajan en exclusiva en atender a las mujeres que denuncian malos tratos lo que evita, como ocurría antes, que el personal tenga que hacer un “sobreesfuerzo” y las víctimas de urgencia tengan que esperar si las salas están ocupadas.

“Antes los juzgados de instrucción podían llegar a saturarse, porque a un caso de Violencia de Género se le da prioridad y se formaba atasco en la instrucción”, explica la jueza, que ha trabajado en juzgados de violencia en Fuenlabrada y Móstoles. “¿Problemas de coordinación? Creo que no. La estructura está bien pero las personas somos imprevisibles”, asegura Jackson.

Con la apertura de este juzgado se da un paso más en el objetivo de contar con un juzgado de violencia contra las mujeres por cada partido judicial que, en el caso de Leganés, comprende en exclusiva a esta ciudad, que cada año tramita 27.000 asuntos judiciales.

QUINCE PERSONAS

El primer juzgado de Violencia de Género de Leganés fue inaugurado el día 30 de diciembre y funciona de 9:00 a 14:00 horas. Una plantilla de quince personas, entre ellas psicólogo y trabajador social, además de jueza, se dedican en exclusiva a estos casos. Se les puede encontrar en la tercera planta del edificio de los juzgados de la Plaza de la Comunidad o en el 91 330 75 63/57


gentedigital.es/Patricia Reguero Ríos

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario