Israel y los Territorios Palestinos Ocupados: Es preciso proteger a la población civil de Gaza e Israel

31 diciembre, 2008

Amnistía Internacional pide a las fuerzas israelíes y a los grupos armados palestinos que detengan de inmediato los ataques ilegítimos llevados a cabo en el marco de la escalada de violencia, que se ha cobrado la vida de unos 280 civiles palestinos y 1 civil israelí desde el 27 de diciembre.


Los muertos y heridos causados por el bombardeo israelí de la Franja de Gaza suman el mayor número de víctimas palestinas habidas en cuatro decenios de ocupación israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza. Entre ellos figuran decenas de civiles desarmados, además de personal policial que no participaba directamente en las hostilidades.

Este uso desproporcionado de la fuerza por parte de Israel es ilegal y entraña el peligro de extender la violencia a toda la región. La escalada de violencia se produce en un momento en que la población civil libra ya una lucha diaria por la supervivencia debido al bloqueo israelí, que impide que entren en Gaza incluso alimentos y medicinas.

Hamás y otros grupos armados palestinos también son responsables de la escalada de violencia. Sus continuos ataques con cohetes contra ciudades y pueblos del sur de Israel son ilegales y no pueden justificarse jamás.

La comunidad internacional debe intervenir sin demora para garantizar que se protege a los civiles atrapados en la violencia y que se levanta el bloqueo a Gaza.

Con este último ataque israelí, el número de palestinos muertos a manos de las fuerzas israelíes este año asciende a unos 650, al menos una tercera parte de los cuales han sido civiles desarmados, incluidos 70 niños. En el mismo periodo, los grupos armados palestinos han matado a 25 israelíes, 16 de ellos civiles, incluidos 4 niños. En los últimos ocho años, la violencia entre palestinos e israelíes se ha cobrado la vida de unos 5.000 palestinos y 1.100 israelíes. La mayoría de las víctimas de ambos bandos han sido civiles desarmados, incluidos unos 900 niños palestinos y 120 israelíes.

En las últimas semanas, los organismos de la ONU, de cuyas entregas de alimentos depende el 80 por ciento de los 1,5 millones de habitantes de Gaza, se han quejado reiteradamente de la negativa de las autoridades israelíes a permitir la entrada de ayuda humanitaria en el territorio.

Como consecuencia del bloqueo israelí, el reciente alto el fuego que han mantenido durante cinco meses y medio Israel y Hamás y los demás grupos armados palestinos de Gaza no ha supuesto apenas ninguna mejora para la vida de los habitantes del territorio. El alto el fuego terminó en la práctica cuando, el 4 de noviembre, las fuerzas armadas israelíes mataron a seis radicales palestinos en Gaza y los grupos armados palestinos lanzaron un aluvión de cohetes contra ciudades y pueblos del sur de Israel.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario