Rebelion: Crónica desde Madrid para los que no oyeron los bombardeos

29 diciembre, 2008

Por segundo día consecutivo el ejército israelí continúa la masacre en
Gaza con cientos de muertos y heridos. Israel da continuidad a la que
viene siendo su política de aislamiento, demonización y exterminio de los palestinos. Sin embargo, el salto cualitativo, no son los bombardeos para asesinar cientos de palestinos de una sola vez, tampoco las declaraciones de la comunidad internacional poniendo en el mismo plano a víctimas y verdugos al manifestar sus deseos “de que finalice la violencia”, ni siquiera la connivencia de los gobiernos de los países árabes colindantes; lo que supone un camino sin retorno es la justificación sistemática del asesinato y su utilización como moneda de cambio en el sistema político.

En plena campaña electoral, el estado confesional israelí no duda en
acelerar su política genocida que le permita una imagen de mano dura ante los votantes. Los gobiernos occidentales avalan su actuac ión recalcando las consignas de “cese de la violencia” y creando la falsa imagen de dos estados en guerra. Los medios de comunicación reproducen el discurso israelí y tienen su propio papel en la masacre: convierten los cuarteles de la policía palestina en Gaza en “instalaciones de Hamás”, palabra ya maldita convertida en adjetivo que permite justificar la destrucción de las vidas de los palestinos. Las elecciones, la democracia modelo occidental, no dio los resultados deseados en Gaza, de modo que si no se consiguió que los palestinos eligieran a los representantes adecuados habrá que convencerles por la fuerza. Tampoco fueron los resultados esperados en Cisjoradanial, por eso hubo que encarcelar a 11 parlamentarios palestinos.

El mismo día en que el parlamentario Ahmad Saadat es condenado a 30 años de cárcel por reclamar el cese la ocupación de palestina, el mismo día en que siguen muriendo niños palestinos por no tener acceso a medicinas, el mismo día en que siguen murien do mujeres palestinas camino de los hospitales, el mismo día en que los chek point siguen haciendo imposible la vida de miles de palesitnos, el mismo día en que se sigue construyendo el muro de la vergüenza; ese mismo día, han vuelto a sonar las bombas y resonar las órdenes israelíes de acelerar la destrucción porque los palestinos no se rinden.

También ese mismo día, los medios españoles siguen siendo el eco del
gobierno israelí con titulares como “Israel bombardea el sur de Gaza para destruir los túneles con Egipto”. Las intenciones de Israel se convierten en la realidad, ningún periodista, ningún redactor ni ninguna agencia hablará de unos túneles que son las únicas vías de acceso para aliviar el asedio de los habitantes de Gaza. Los asesinatos se convierten en “Segunda jornada de ofensiva israelí en la franja”. A los medios sólo les interesa, lo mismo que a la comunidad internacional, las declaraciones de los atacantes: ” Ehud Olmert, ha asegurado hoy que su Gobierno mane jará la situación “con sensatez, paciencia y firmeza” hasta “alcanzar los resultados deseados”, también reproducirán las declaraciones de los militares israelies: “El ataque israelí destruyó ayer varias sedes policiales y centros de entrenamiento de Hamás, ubicadas en zonas residenciales, así como la estación de televisión del movimiento islamista” . Se ataca a los medios de comunicación palestinos pero los medios españoles no se sienten atacados porque, al fin de al cabo, son medios árabes y “han continuado sus transmisiones desde un sitio desconocido”, lo que les hace doblemente sospechosos. Además, nos dice la prensa “una mezquita ha sido bombardeada en las últimas horas por acoger “actividades terroristas”, ha dicho un portavoz militar israelí”.

1 Los medios no dan voz a los familiares de los palestinos asesinados en la mezquita sino al ejército israelí, que justifica los ataques. Hoy día 28 de diciembre no han sonado las sirenas en Madrid pero hemos oído las voces de los palestinos. Ha habido una concentración frente a la
embajada israelí como muestra de repulsa, indignación y rabia. Marroquíes, españoles, sirios, palestinos, árabes españoles, jordanos.. nos hemos concentrado para hacer sonar las sirenas. Los medios de comunicación españoles han insistido en tomar las imágenes más estereotipadas, los cámaras saben que esas son las imágenes que les publicarán, las que podrán servir de justificación de la masacre, al fin de al cabo, dirán, estaban en la concentración y, ellos no escriben las noticias, pero sin los niños gritando y sin las niñas con pañuelos no les comprarían el reportaje. Cada uno cumple su papel y se coloca en el lugar que le corresponde.

Ismael tiene un puesto en el mercado Maravillas, es de Gaza y no puede
contener las lágrimas cuando habla de su familia: “Me enorgullece ser de Gaza y tener a mi familia allí, ayer estuve hablando con ellos y están
bien, luchando, tenemos la esperanza de algún día vencer, esa esperanza no nos abandona a ninguno de los palestinos. Para Ismael, como para la mayoría de los palestinos y árabes que manifiestan hoy en Madrid, no es sólo Israel, “¿qué es lo que estamos haciendo todos?, Israel está haciendo el trabajo sucio del resto de los gobiernos árabes. Israel nos está matando todos los días. Esta matanza está aprobada por los gobiernos árabes y la comunidad internacional”.

La lucha es desigual, atrozmente desigual, por eso los palestinos no dejan de reclamar su derecho a defenderse “Tenemos derecho a responder de la misma manera a las matanzas de Israel. Esta es una guerra desigual, cobarde, nosotros no tenemos armas. El mundo es cobarde, le proporciona a Israel todo tipo de armamentos mientras nosotros solo tenemos cohetes caseros. Deberíamos tener derecho a defender a nuestra población. El ocupante tiene todo el derecho a matarnos; ¿y nosotros?” Isamel dice que el derecho no es nada si no es capaz de proteger a las víctimas.

Hay otros palestinos que van más allá en el análisis, se trata de una
situación extrema pero no por ello inesperada. Israel tenía Predeterminado este ataque, antes incluso de que finalizara la tregua porque responde en realidad a una necesidad interna de la política Israelí, Maged, periodista, politólogo, palestino, nos dice que estos ataques: “obedecen a un intento desesperado del gobierno Israelí, hay un gobierno provisional, un vacío de poder del gobierno de Olmert que se ve avocado a unas elecciones. Además está el cambio de gobierno en Estados Unidos, se da ahora un intervalo también de incertidumbre hasta que se haga el traspaso de poderes en EEUU. Las fuerzas políticas israelíes están compitiendo en quién puede ofrecer una respuesta más contundente contra los palestinos para ganar a la opinión pública israelí”.

Los palestinos reconocen que uno de los factores más importantes que han contribuido a llegar a esta situación es la división entre las fuerzas
políticas palestinas. “el hecho de que haya una división interpalestina
contribuye a que Israel aparezca en cierto sentido como “legitimado” para atacar, como si el problema estuviera en el campo de Hamas. Se acusa a Hamás de romper la tregua, de atacar con misiles, esto se desprende de las declaraciones de la autoridad palestina cuando dice que si no fuera por los katiuscas Israel no hubiera atacado Gaza. Pero esto no es verdad, este ataque está orquestado con algunos países árabes como Egipto, que ha actuado de la misma manera que en el 2000 cuando dio vía libre para que Israel atacara a Hedvollá en el Líbano. En los bombardeos de estos días había luz verde porque la ministra israelí de asuntos exteriores, Tzipi Livni, amenazó desde el Cairo con los ataques que se han producido ahora”, nos dice Maged.

Jalil, el presidente de la Asociación Hispano Palestina reclama al
gobierno español y a los gobiernos europeos que tomen cartas en el asunto, que tomen postura por un pueblo que está siendo sometido por hambre y destrucción. A los palestinos, dice, “nos dan las migajas de la ayuda humanitaria mientras con Israel mantienen acuerdos preferentes, le premian por ser un estado ocupante” Los gobiernos occidentales no son coherentes, ni siquiera son capaces de seguir lo que dicen son sus principios plasmados en el derecho internacional “hablan – dice Jalil- del derecho internacional, de los derechos humanos, pero lo que cuenta es su política que es todo lo contrario”. Para Jalil, es absurdo que se coloque en el mismo lugar a los palestinos y a Israel “cuando se pide a la población sitiada desde hace más de un año, que no recibe ni siquiera medicinas, que se resigne, y se la compara con uno de los ejércitos más potentes de la zona y del mundo. Se pide a l a población palestina que cese el fuego, pero ¿qué fuego tenemos nosotros? Si apenas tenemos unos cohetes caseros, ¿qué es eso comparado con los arsenales israelíes? Hay que llamar a las cosas por su nombre, se trata de un ejército con aviones, tanques, bombas…que está masacrando a la población civil palestina”.

Los árabes no pueden obviar la información que trasmiten los medios de
comunicación occidentales, sienten que éstos han elegido hace tiempo
colocarse del lado del poder, del lado de la fuerza, son parte del poder
que criminaliza y al hacerlo se vuelve cómplice de los bombardeos. “Hace falta que mueran 300 personas en un día para que los medios den cuenta de la tragedia pero ¿y antes? ¿Cuántos muertos ha habido por hambre y enfermedades en Gaza desde que empezó el asedio?” Para Jalil, el pueblo palestino en Gaza muere cada día por el cerco, el sitio al que está siendo sometido hace más de un año, sin embargo, eso no es noticia.

Les preguntamos a los palestino s por la responsabilidad de Hamas, esa es la consigna que esgrimen los gobiernos occidentales, incluso el propio Mamud Abbas, presidente palestino, muy en línea con las declaraciones norteamericanas e Israelíes. Hoy mismo, Radio Nacional de España, recogía las palabras del representante estadounidense diciendo que “era necesario parar la violencia primero de Hamas y luego de Israel”, y señalaba el locutor que Abas señalaba a Hamas como responsable. Jalil nos dice: “es absurdo, Hamás ha sido elegida por el pueblo palestino y por lo menos tiene que tener la oportunidad de gobernar. Ha habido una tregua durante seis meses y durante ese tiempo Israel ha matado a 30 personas en Gaza, además del asedio y el bloqueo. ¿De qué puede ser responsable Hamas? Sí, es responsable de haber ganado unas elecciones. Sí, de eso es responsable Hamás, ahora, si eso no se admite, si no se acepta la democracia, pues
habrá que decirlo así”.

La democracia, qué razón tiene Jalil, los palestinos están ap rendiendo el verdadero significado de la democracia, el que reconoce como democrático a Israel, un Estado que se declara confesional, es decir, de religión judía, en sus principios fundacionales; el que encarcela a parlamentarios palestinos democráticamente elegidos y no reconoce un gobierno salido de las urnas.

Hay una diferencia entre los gobiernos árabes y sus pueblos. Para muestra el botón de la concentración de esta mañana. Había todo tipo de nacionalidades árabes, todos ellos, mostrando su solidaridad con el pueblo palestino. Para Jalil los pueblos árabes están sometidos por sus gobiernos “los gobiernos árabes están todos involucrados en un proceso de paz ficticio, que no llega a ningún tipo de cosas concretas, no hay ningún tipo de avance, Israel ha sustituido su ocupación militar directa en Gaza por una especie de pantomima de gobierno al que no se le permite ejercer como tal” el país ocupante -nos dice-, tiene la obligación, según la legislación internacional, de hac erse cargo de la población civil. Gaza y Cisjordania, no lo olvidemos, son territorios ocupados, no hay una palestina libre, es la obligación de Israel el mantener a la población civil. Pero lo que hace es cercarla, asediarla, dejarla morir de hambre”

Houmad, un marroquí que lleva años luchando al lado del pueblo palestino, piensa que los pueblos árabes están indignados porque el régimen oficial árabe no ha podido cumplir con las mínimas obligaciones que son levantar el embargo desde el lado de Egipto. “No olvidemos que esta guerra no es sólo de Israel, es lo que indigna más a los pueblos árabes, el gobierno egipcio ha colaborado con el asedio y el embargo y sigue colaborando. De hecho la declaración de la guerra contra Gaza por la ministra de exteriores israelí se ha hecho desde el palacio presidencial de Mubarak en Egipto. Hasta ahora, a los pueblos árabes les ha dolido infinito que esta matanza sea acordada y concertada entre Israel y algunos gobiernos regionales en primer lugar desde Egipto. Todas las manifestaciones que tuvieron lugar ayer en Egipto no solo condenaban la agresión de Israel sino la complicidad del propio gobierno Egipcio.”

Los jóvenes palestinos de Madrid se sienten impotentes, sienten que la
comunidad internacional es cómplice de Israel “los palestinos no nos
podemos defender y nos acusan de ser violentos” “nosotros sólo reclamamos que se respeten los derechos humanos con el pueblo palestino”, dice Said, otro refugiado palestino en Madrid.

Pedir a un pueblo ocupado que acabe la violencia es pedir que se rinda.
Así lo sienten los palestinos que declaran que ” la violencia no va a
cesar, mientras sigan ocupando nuestra tierra. La comunidad internacional tiene que obligar y doblegar a Israel, no a la resistencia Palestina. Es un derecho legítimo de todos los pueblos a luchar por su libertad. Hay que obligar a Israel a que acepte una paz justa que incluya el retorno de los palestinos” se lamenta Ismael.

Los palestinos han perdido toda la confianza en la comunidad
internacional, si los gobiernos occidentales insisten en colocar en el
mismo plano a los verdugos que ocupan la tierra y sojuzgan a un pueblo, con las víctimas que sufren cotidianamente la ocupación, el aparheid, el exterminio, si ambos son iguales para la comunidad internacional es porque no se puede esperar de ella la más mínima justicia, ni siquiera a través de sus declaraciones “tratan a ambas partes como si se tratara de una guerra, ponen a Israel a un lado y a Hamas por otro, simbolizan en Hamas con la otra parte. Hacen un llamamiento a que Hamas deje de lanzar misiles y a que Israel finalice los bombardeos. En el fondo están legitimando la agresión israelí al acusar a Hamas de la suerte de los palestinos” dice Maged.

Para Houmad “Israel quiere cambiar la realidad sobre el terreno. Quiere
eliminar a Hamás de la escena política y militar de la zona. Se trata de
hacer algo que no han podido hacer muchos gobiernos conside rados
moderados de la región, algo que no ha podido hacer la autoridad de Abu Masen, y conseguir algo que ni siquiera han conseguido los israelíes
mediante el embargo, quieren hacer que la gente de Gaza pida una tregua a cambio de nada. No han podido conseguirlo mediante el hambre y el embargo y ahora los están matando por las armas. No es cuestión de cohetes lanzados ni nada, eso no altera muy poco realmente la vida de los israelíes. Se trata de crear una nueva ecuación en la que domine solo la línea de la negociación, una línea que es la ideal para Israel porque después de dos décadas de negociaciones y más negociaciones no se ha logrado nada, y no ha parado en su anhelo de anexionar territorios” Israel no va a parar, desde que ocupó palestina ha realizado matanzas periódicas y sus agresiones son en todos los terrenos. El día 25 fue condenado a 30 años de prisión Saadat, parlamentario palestino y uno de los líderes de la resistencia en el campo político. Para Maged, esta condena “sin acusación ninguna, sólo porque dice que es el secretario general de una organización enemiga” se realizó al mismo tiempo que pretende negociar con los palestinos y resulta que Saadat es miembro del legislativo palestino con el que se tendría que negociar” Es decir que “el ataque a Gaza es una continuación. Mientras no reciba otro revés como en el Líbano no van a parar. Lo que pretende Israel es crear un frente amplio, con algunos países árabes, frente a Irán que se prevé como la futura contienda en la zona. Lejos de buscar la paz lo que se pretende es apostar por la rendición de los palestinos y a partir de ahí legitimar un frente contra Irán”.

¿Qué se puede hacer, cómo solidarizarse en estos momentos de sufrimiento extremo del pueblo palestino? Houmad lo tiene claro: “en cualquier caso Gaza necesita una solidaridad continua porque los Israelíes tienen elecciones el 10 de febrero y quieren influir en las decisiones de los electores israelíes, por eso todos los altos responsables israelíes dicen que los ataques no se van a limitar a uno o dos días. La solidaridad tiene que ser organizada, tiene que implicar a más sectores y tiene que ser duradera en el tiempo. Los palestinos no necesitan las manifestaciones de rabia y enfado de uno o dos días, para que luego los gobiernos digan que los gobiernos otorgan la libertad de manifestarse en solidaridad con Palestina”

Las voces de los árabes y españoles hoy en Madrid decían que no se puede permanecer expectantes ante la masacre de un pueblo, que hay que acabar con la impunidad del gobierno de Israel y con la complicidad de la Comunidad Internacional.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario