Escuela infantil semifantasma

26 noviembre, 2008

Aguirre prometió el Centro de salud en Arroyo Culebro. Quedan

Un martes cualquiera en Leganés

¿Qué más nos puede ocurrir? ¿Qué han hecho los niños de Arroyo Culebro a los poderes públicos? Suena a cachondeo, pero les prometo que lo que les voy a narrar es verdad. Un día después de conocer que se había aprobado un centro cívico para el barrio y sonreíamos, hoy lloramos porque hay más problemas. Lo único que les puedo contar es que si ya teníamos un colegio fantasma, colegio Ángel González, ahora tenemos una escuela infantil semifantasma. Se lo decía ayer y hoy se ha confirmado, la Escuela Infantil Marta Mata, se ha quedado en el esqueleto desde hace más de 2 semanas. Se han paralizado las obras, se han retirado las casetas de los obreros y por no haber, no hay ni un guarda de obra que vigile lo poco hecho (no lo digo muy alto para no dar ideas a los amigos de lo ajeno).

La empresa constructora, APA Construcciones, ha entrado en suspensión de pagos y ha iniciado un ERE (Expediente de Regulación de Empleo). La escuela está en fase de construcción, con un presupuesto que supera el millón de euros, financiados entre el Ayuntamiento de Leganés y la Comunidad de Madrid, en una proporción 48,48%/51,52% respectivamente.

La duración de las obras estaba proyectada para 7 meses. Comenzó a finales de diciembre del año pasado y, por tanto, en breve va a hacer 1 año y con el aspecto que pueden comprobar en las fotografías.

Vaya racha, vaya suerte, se lo cuento para que luego el concejal de educación, Alarico Rubio (IU), ni se nos enfade ni que tampoco diga que se entera tarde (si le ven, por favor, le dicen lo que hay). Las obras están paradas y me temo, como en el caso del colegio, que van para largo.

Lo dicho, un monumento (si encontramos quien lo haga y no quiebre) para el aguante de los vecinos y sobre todo, para los más pequeños del barrio Arroyo Culebro en Leganés. Esta zona tiene la tasa más alta de nacimientos de todo el municipio. Ahora, además,tienen una escuela infantil en paños menores, un colegio que ni ha nacido, un centro de salud prometido pero no construido, un centro cívico aprobado pero no empezado, una antena de telefonía móvil que está donde no debe, líneas de alta tensión sobrevolando sus cabezas y una asociación de vecinos en peligro de extinción. ¿Qué más se puede pedir? ¿Qué más puede pasar o no pasar para que los vecinos no se muevan? Al menos, seguro que nos tocará la lotería de Navidad, a quien eche.
Si es vecino del barrio. Vea también la información y opine en el foro de la web de Arroyo Culebro. Los vecinos están dando sus propuestas para solucionar los problemas, muchos, por cierto.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario