El asiento braseril del coche de Montoya

8 octubre, 2008

Por todo ello, DLeganés nos muestra el coche de Sarkosy y el de nuestro alcalde, que es como la opulencia del Reloj de Calle en una Plaza.
¡De vergüenza! El paro comienza a provocar estragos en los hogares leganenses, el gobierno y la banca temen el contagio de otros países y les aterra la falta de liquidez para garantizar los ahorros.


El periódico DLeganés en sus páginas 7, 8 y 9 nos ha informado detalladamente del coche del alcalde.

Este vehículo “social” nos sirve como verdadero ejemplo de austeridad de los servidores públicos, dicen que más de 80.000 Euros, en una España y en un Leganés en plena crisis económica, este atrevimiento del alcalde es una tomadura de pelo a los ciudadanos.

Este alcalde es insaciable, con sus gatos de representación, su vehículo sus cargos de confianza y la confianza de sus cargos, este buen hombre no es el mejor representante de los obreros de Leganés.

Montoya me recuerda a Rafael Alberti, “un hombre de izquierdas” que, mientras el también poeta Miguel Hernández se arrastraba por el frente de la Ciudad Universitaria, Rafael en su cargo de Director del Museo del Prado, vivía en un caserón madrileño con toda clase de lujos y viandas, ante el insulto de Miguel, María Teresa de León mujer de Rafael rompió un diente del poeta alicantino, cuando éste dijo que había mucho hijo de puta viviendo a cuerpo de rey, mientras los soldados pasaban hambre.

Machado decía que lo que era sólo bienestar en un cortijo de un señorito andaluz, en Soria era eso mismo opulencia.
Por todo ello DLeganés nos muestra el coche de Sarkosy y el de nuestro alcalde, que es como la opulencia del Reloj de Calle en una Plaza.

¡De vergüenza! El paro comienza a provocar estragos en los hogares leganenses, el gobierno y la banca temen el contagio de otros países y les aterra la falta de liquidez para garantizar los ahorros.
Mi Asociación profesional advierte de que en el borrador de Presupuestos Generales del Estado rebaja en algún caso hasta el 25% las pensiones de algunos funcionarios del Estado, si es que se aprueba dicho capítulo.
Y este alcalde nuestro tiene la sombra de un sueño, ser como Felipe II y cualquier día quiere poner un ladrillo de oro en el edificio más alto de la Plaza Mayor.

Del coche hay dos cosas, positiva y negativa según sea su usuario, tiene al parecer un asiento braseril, es negativo, según un urólogo sueco conocido mío, para las almorranas y es positivo y hasta curativo para aquellos como yo, que somos prostáticos, es decir que tenemos la próstata hipertrofiada por la edad o por un tumor canceroso.
En fin que para mí sería aliviador y curativo el coche de Montoya, por la edad y salud, -cosa privada- de nuestro regidor, evitaré comentarios. ¡Dame un paseito Rafa!

Si recordar a otros usuarios del este modelo de vehículo, solamente que el asiento con calefacción pudiera ser perjudicial para el aparato reproductor de los varones, ya que la naturaleza nos los puso externos, para una temperatura no excesiva en fin beneficios y perjuicios –irónicos- de la próstata y de los espermatozoides.

En fin nuevo socialismo frente a un nuevo pepenismo, el primero malgasta y el segundo ahorra reduciendo platilla del personal sanitario, a más hospitales menos profesionales.
Entre Montoya y la señora Aguirre. Dos virus distintos y al fin una misma gripe, justo en medio de una crisis.

Leganés, 7 de octubre de 2008

José Manuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario