Leganés ultima la fase final para derribar 250 pisos antiguos

30 julio, 2008

El Ayuntamiento de Leganés está ultimando el proyecto de regeneración urbanística en el barrio de San Nicasio, que supondrá la demolición de unos 250 pisos antiguos para levantar nuevos inmuebles en la zona, cuyo estudio entra en la última fase.


El alcalde de Leganés, Rafael Gómez Montoya (PSOE), aseguró al respecto que el Consistorio afronta “la fase final, la más complicada”, según argumentó, ya que supone mantener contactos con los vecinos de la barriada para “ver si quieren o no” dar viabilidad al proyecto.

Durante la pasada legislatura, el Consistorio encargó un estudio técnico para determinar la viabilidad económica y urbanística para la demolición y reconstrucción de 452 pisos que datan de los años sesenta –con una edad media de 35 años–, y que ocupan una superficie de 50.275 metros cuadrados en el barrio de San Nicasio.

“Es una propuesta que ha tardado un tiempo, pero a la que hemosconseguimos poner fecha”, aclaró el primer edil sobre el proyecto.

FUNCIONAMIENTO DE EMSULE

Por otro lado, Gómez Montoya salió al paso, en una entrevista concedida a un medio local, de las críticas contra la inactividad de la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE).

En este sentido, negó que la compañía pública sufra un “estancamiento”, y precisó que se encuentra en una situación de “gran cantidad de pagos que obligan a acumular deudas”.

En el capítulo urbanístico, el regidor leganense aseguró que sacará adelante proyectos de su programa electoral, como la construcción de mil viviendas para jóvenes y otras mil para personas de la tercera edad. “Ya tenemos definido suelo”, precisó al respecto.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario