Crónicas desde el Libano

8 julio, 2008

Desde nuestra asociación intentamos aprovechar nuestras vacaciones para hacer viajes de conocimiento de la realidad a los países con los que hemos decidido trabajar solidariamente; unas veces difundiendo la situación que viven y otras, a través de proyectos de cooperación internacional. Este es el caso de Oriente Medio donde nuestra asociación apoya incondicionalmente a los Refugiados Palestinos de Líbano o a los palestinos de los territorios ocupados de Palestina.
Este año 2008, varios miembros de la asociación visitan a lo largo de mes de julio y agosto Líbano y Palestina. Os podréis poner en contacto con ellos a través de nuestra asociación para que os aclaren cualquier duda o idea que os pueda surgir.
Esperamos que nos ayudéis en la difusión de lo que nuestros compañeros nos cuenten”.


fotos

5 Julio 2008 (Crónica desde el arrasado campo de refugiados de Nahed el Bared, Norte de Libano)

Hace un año que acabó la guerra pero la crisis sigue. De las 37.000personas que vivan en este campo solamente han podido volver 12.000 estando el resto de las personas distribuidas en otros campos de la zona.
La versión de lo que aqui paso varia en funcion de quien la cuentaaunque todas las versiones coinciden; “Libano no quiere ni nacionalizar ni acoger a los palestinos hasta que recuperen su tierra y por lo tanto setienen que marchar”. La fuerza desproporcionada que se ha usado contra losgrupos islamicos, compuestos por no mas de 200 milicianos, hace obvia esta afirmacion. El antiguo campamento ha quedado soterrado bajo los escombros, donde antes habia calles que lellevaban a uno hasta la playa ahora se levanta una colina al borde del mar sobre la que destacan algunas ruinas con banderas palestinas en sus partes mas altas.
El ejercito libanes gobierna los limites entre el campamentoviejo, con terrenos pertenecientes a la UNRWA, y el campamento nuevo, unaextension del campamento viejo pero con terrenos comprados por lospalestinos y que tambiem ha sufrido la desproporcion de la masacre.Las casas en ruinas podrian indicar una desesperanza y una perdida de ilusion, pero nada mas lejos de la realidad. Un año despues, los activistas sociales se han visto obligados a tener que releer sus manuales y los han adaptado al nuevo contexto buscando reorganizar una nueva sociedad que aqui ha surgido, obligada pero con mas libertad por la descomposicion social que se ha generado tras los ataques. Las jovenes pasean con plena libertad por el campo, indiferentes de ir acompañadas porun chico aunque la oscuridad las deje en penumbras…imagino las lindashistorias de amor que entre las ruinas se han construido.Paseando por los limites de los campos intento hacer fotografias a lasespaldas de la autoridad y el compañero que me guia, Nidal, me ruega queesconda la camara…sin discusion alguna asi hago. Ciertamente es desolador el panorama.
La intervencion del ejercito libanes en Nahed el Bared no se limito a atacar a los grupos islamicos, fue un ataque contra toda la poblacion palestina que aqui se alojaba: casas ocupadas por el ejercito, saqueadas y despues quemadas, como la de Nidal(la habitacion donde duermo tiene una leve capa de pintura blanca que nodisimula el negro de las paredes), detenciones arbitrarias, torturas,etc… La guerra es cruda pero cuando quien la practica es un gobierno ysu amparo tolera abusos y crimenes pretendiendo quedar impune eso tiene un nombre: “Terrorismo de Estado”.
Los mas de 25.000 palestinos que aun quedan por volver estan impacientes y para su llegada, compañeros como Nidal estan preparando lasinfraestrcturas necesarias para que el nuevo campamento cuente con unosminimos servicios tanto deportivos para los mas jovenes como sanitarios para la poblacion en general. En esta linea, los compañeros de Nidal acogén durantes estos dias y hasta el 18 de Julio un campo de trabajo organizado desde Belgica, liderado por una extraordinaria mujer llamada Anne. Nueve jovenes belgas han decidido pasarsus vacaciones ayudando en la reconstruccion de un centro sanitario. Todos los dias desde las 8 de la mañana y hasta las 15h. dedican sus energias ala construccion de un muro de delimitacion del centro de salud, asfaltan el suelo, hacen trabajos en colaboracion con otros jovenes palestinos fomentando un intercambio cultural basado en principios de solidaridad que me ha dejado de piedra por la valia y utilidad de la iniciativa.
Me comentaba Jon, uno de los compañeros de Anne en esta aventura, que mientras desarrollan los trabajos, ninños palestinos empatizan con ellos y les ayudan a mover los escombros, las mujeres les preguntan que qué van aconstruir ahi y cuando les dicen que es un centro medico estas lesaplauden…sin duda este tipo de iniciativas suben el animo a losresidentes, les levanta la moral el saber que no estan solos y que desde Europa estamos con ellos, no solo moral o politicamente sino que tambien estamos disuestos a venir aqui y compartir nuestro tiempo con ellos. En la tarde, me uní al grupo de belgas al que tambien se unió una japonesatrabajadora de una ONG y el grupo de jovenes palestinos que colabora conun centro juvenil y entre todos, hacemos una dinamica de grupos. El desconocimiento del idioma no impide que toda la ternura de las acciones que durante el dia hemos desarrollado, cada uno en funcion a lo que havenido a hacer aqui, nos entendamos y comuniquemos para un mayorconocimiento de nosotros mismos y de la realidad del pueblo palestino. A modo de curso intensivo nos documentamos, aprendemos y convivimos.
En Nahr el Bared tambien he visto una voluntad irreductible de permanecer aqui: “Nos tendran que matar a tod@s para echarnos del campo” es lo que oralmente afirma mas de un residente y lo que en la practica tambien parecen decir decenas de comercios levantados dentro de las ruinas de los edificos arrasados. Emociona tanta determinacion. Los palestinos no pueden volver a su tierra, los palestinos no pueden ser ciudadanos de pleno derecho en los paises que los acogen, los palestinos no pueden mas que vivir sobre ruinas permanentes….es lo que parecen decir los gobiernos arabes, los gobiernos europeos y las diferentes administraciones norteamericanas que al fin y al cabo son los que pueden poner soluciones al conflicto. Ante esto, los palestinos dicen: resistiremos, levantaremos nuestras casas sobre las ruinas de las anteriores, alla donde matasteis a nuestros hermanos educaremos a nuestros hijos, alla donde nos querais callar gritaremos conmas fuerza….
Desde España, desde Belgica y desde muchos rincones del mundo les ayudaremos e impulsaremos a que consigan sus derechos….aqui estamos, contagiandonos de tanta determinacion y fuerza en momentos adversos y duros para este pueblo condenado, asumiendo compromisos, aprendiendo a vivir y a compartir.
Las calles polvorientas y las casas ruinosas no son solo eso. Son un ejercicio de afirmacion de la identidad, de afirmacion de unas ideas basadas en el derecho que nosotros, los occidentales inventamos y que nos negamos a cumplir tomando posiciones del todo inmorales y por supesto, injustas y en muchos casos ilegales.
Nahr El Bared sigue vivo y en pie, aunque sus casas luzcan tristes y ruinosas los espiritus de quienes alli viven siguen alegres y esperanzados. Ahora con ese ejemplo de dignidad, el resto de campos de refugiados palestinos de Libano se han contagiado y tras ver lo sucedido en Narh El Bared, todos dicen a una; “No pasarán, para que el ejercito entre en nuestros campos a destrozar nuestras casas, robar nuestros enseres y desarmarnos tendran que matarnos y el sufrimiento se socializará”. La experiencia en Narh El Bared ha servido para que el resto de los campos tomen sus precauciones y despierten….en Ain El Helweh ya estan preparados para defenderse, el muro que estan construyendo en su exterior indica que hay planes para atacar ese campo y la tensión se nota en su interior …. esperemos que si ese fatidico momento se da, desde diferentes rincones de Europa, seamos capaces de venir a manifestarnos en las puertas del campamento por la defensa no solo de su derecho a existir como refugiados sino tambien de sus vidas.

Desde Narh el Bared…….

2 Julio 2008 (Cronica desde los campos de Refugiados de Líbano 2)
Saida ……..

Hoy paseé por Saida, sali de la tensión que supone el campo de refugiados de Ein El Hilweh para conocer esa otra parte de la ciudad donde conviven libaneses y palestinos. Relajado me perdi por el restaurado zoco donde conocí a Samah, un palestino que intento ir de vacaciones a España y le negarón la visa, no le quedo mas remedio que optar por China para hacer turismo y buscar nuevos horizontes laborales. Despues de un mes explotado en un restaurante libanes trabajando 14 horas al dia decidio volverse a Líbano.
Los pescadores de la cornissa ( paseo maritimo ) desenredaban sus redes para la faena nocturna mientras comenzaban a llegar decenas de jovenes y familias completas a fumar narguile a la orilla del mar. Como turista (o eso debia de parecer a sus ojos), era el centro de las miradas. Ausente, mirando a izquierda y derecha, arriba y abajo, ausente. Solo y pensativo entre la relajación de los que no viven en guerra, o sí pero como si no. Octogenarios expertos en narguilas sorprendidos de ver un europeo junto a ellos, curioso y sonriente intentando empatizar mientras imitaba sus caladas. Humo blanco y denso sale de nuestras bocas mientras esbozamos una sonrisa de simpatia y aceptación. Nos despedimos agradecidos por esa compañia muda que por el espacio de cuarenta minutos nos hemos hecho, disfrutando ambos de la monotonia rota.
Siento que ya relaje el ansia de salir de la celda que supone para una persona que no habla arabe el campo de refugiados. Hora de volver a casa. Osado yo que decidí salir solo y sin compañia a dar un paseo por la ciudad, me salio bien el taxi para salir del campo….ahora toca volver. Consigo un taxi que me cobre por un servicio en vez de por un privado pero no habla ingles. Como puedo me hago explicar – “I want to go to Ein El Hilweh, to the market street”-. El taxista no se entera de nada y yo no se como hacerme entender. Se sube una mujer con una niña al taxi, para otro servicio. Entre todos acertamos a entendernos de que voy a Nedaa Insana en el campo de refugiados, el taxista se apura en saber si tengo permiso para entrar en el campo y le relajo -“He He…no problem”. Nada mas cruzar el control del ejercito libanes y una vez dentro del campo le digo al taxista que paré, que quiero caminar por el campo. Sorprendido me hace caso pero de alguna manera le logro entender que no es buena idea…en este caso, mi necesidad de vivir pude mas que la razon. Donde me he bajado del taxi es la zona que controla una organización islamica llamada “Yond Al Shem” o algo asi, hombres barbudos y con la cabeza pelada controlan el area con lo que me parecen metralletas muy nuevas, demasiado tal vez. Me miran de arriba a abajo, yo vestido discreto y serio, saludo al pasar a su lado – ” Salam Aleikun” -, a lo que me responden respetuosos y mas serios que yo -“Aleikum Salam”-. Me siguen con la mirada y me imagino para mis adentros que se preguntan quien soy, como he entrado en el campo, que hago en su zona. Tranquilo y seguro camino por sus calles, nadie me molesta mientras intento descifrar el significado o el mensaje de decenas de carteles que adornan las paredes de esta parte del campo: una foto de fondo con miles de personas, sobre esta destacan varias fotos de menor tamaño de hombres con la cara cubierta, una cinta en la cabeza con un texto escrito y un lanzacohetes sobre el hombro. Sus martires me imagino. Sin salirme de la calle principal por precaución (ya me sentia demasiado osado como para callejear) consigo llegar a la calle del mercado y me adentro en ella entrando en la zona de Hamas, por aqui ya estoy seguro. Los menos de 15 minutos en la zona del grupo islamico mas friky del campo se han hecho largos pero ha sido interesante el ver que tampoco muerden, que todos los riesgos se miden y que esta vez he acertado.
Son las 19h. y desde los altavoces de las mezquitas comienza a sonar la llamada a orar – ” Ala es grande, Ala es grande, Ala es grande…..confirmamos que no hay mas Dios que Ala, Mohamed es el profeta de Dios, vengan a orar, vengan a orar, vengan a orar…….Ala es grande, Ala es grande, Ala es grande……no hay mas Dios que Ala”- . Frases repetidas desde los siglos de los siglos que hoy dia siguen teniendo su efecto en una sociedad donde las tradiciones cuentan como un valor. Decenas de personas comienzan a salir de callejones en dirección a la mezquita, una mezquita suni que queda a mi espalda. El efecto de la llamada tiene un eco inmediato y la puerta de la mezquita, cinco minutos antes vacia, en esos momentos no deja ver su interior con el paso de la gente. Es la pasion de Ala, la de Cristo ya la conocimos.
Es dificil comprender desde nuestro ojos esta pasión pero ciertamente el sonido del Iman por los altavoces de la mezquita suena a poesia, poesia cantada al estilo de los mongol
Llego a casa, mi pequeño refugio donde me espera Garcia Marquez y su genial Coronel que no tiene quien le escriba, y despues vosotros, los que me leeis cuando quereis u os apetece….


27 Junio 2008 (Segundo día en Beirut)

La noche paso en completa oscuridad por la falta de luz en las calles y con un silencio solo roto de madrugada por las oraciones de los Imanes que desde las seis mezquitas del Campo de Reugiados arengan el sueño de los fieles y por los escasos vehiculos que arriengadose a una emboscada circulaban puntualmente por sus estrechas avenidas de poco mas de dos metros de ancho.
En esa oscuridad sono mi nombre entre mis camuflados protectores que, con un pobre ingles y siendo invisibles a mis ojos, me preguntan mi nacionalidad mientras me fumaba un cigarro en el balcon de mi habitacion e intentaba divisar las ubicaciones de los milicanos alrededor del edificio, con la musica de fondo de Ojos de Brujo. Una frase, cinco palabras que tuvieron que dar de si en la conversacion de mis protectores pues nunca mas volvi a saber de ellos, la noche se los trago sin dejar rastro.
Mi primera noche en el campo la pase en tension, con ese tipo de tension que cuando subi al tejado del edificio para deleitarme con las pocas luces que se dejaban asomar y echarme otro cigarro, un simple ruido desconocido para mi me hizo arrojarme al suelo y apagar la roja luz de mi frontal. Era el momento de irse a dormir y de tomar conciencia de los riesgos innecesarios que no debia de correr.
Ayer quede para comer con Yassar, la sobrina de Cristina, en Beyrut por lo que aproveche para pasar todo el dia en la ciudad y buscar un equilibrio mental entre lo que he venido a hacer aqui, mis deseos de desconexion y la realidad a confrontar. De la estacion de autobuses de El Cola, decidi ponerme a caminar preguntando de vez en cuando a alguien sobre mi camino a seguir para llegar a los pocos puntos de referencia que tenia de mi viaje anterior en el 2006. Asim paseando por el Verdum, una zona comercial al estilo europeo, conoci a Mohamed un saudi de vacaciones en Libano que me ofrecio a un plato de sandia fresca en un Cafe (a lo que acepte) e intercambiamos conocimientos sobre nuestras diferentes sociedades. Sin juzgarnos, fuimos de sorpresa en sorpresa durante una hora mas o menos. Como buen musulman no me dejo pagar ni el cafe ni mi racion de sandia.
Segui mi camino hacia El Hamra en busca de una libreria para conseguir un diccionario de Español – Arabe. Alrededor de El Hamra, el antiguo centro de la ciudad, hay calles muy estrechas llenas de librerias donde acceso es imposible sin rozar las estanterias repletas de libros de ambos lados. Libros de los años 60, 70 y 80 copan los estantes hablando de las diferentes guerras que han arrasado el pais y el frances y el ingles los idiomas predominates dejando el arabe en los estantes mas remotos. Segun entraba en librerias con ese distinguido olor a añejo, me iba encontrando las mismas secuencias hasta que ya en la avenida principal encontre una libreria de gran formato, al mas puro estilo FNAC, donde la riqueza de libros contemporaneos pero de las mismas tematicas me hizo entrenerme, algunos de ellos sobre Nasralla: “el unico hijo arabe que ha conseguido derrotar al ejercito de Israel”.
Consegui mi diccionario y me reuni al cabo de un rato con Yassar… nos vimos las caras por primera vez. El starbucks de El Hamra en Beyrut se ilumino con su delgada presencia…parece que esto del internet comienza a tornarse serio cuando uno adquiere compromisos de hacer visitas…Escultural, elegante y con una sonrisa iluminada se presento ante mi. Conversamos sobre la cultura, sobre el significado de ser mujer en un pais arabe, sobre su desgraciada situacion familiar que la imposibilita viajar o tener relaciones normales con hombres e incluso tener una vida integra o deseada ….. Durante tres horas nos conocimos bien, en profundidad y quedamos en que seria mi interprete en el campo en dias venideros al acabar su trabajo.
La situacion de la mujer en este mundillo es realmente opresiva, tan opresiva que las propuestas que estan haciendo me estan dejando de piedra. No he comenzado ni los proyectos que he venido a hacer y ya estoy pensando en programas de intervencion para emponderar a las mujeres frente a sus maridos….bueno wap@s esto es lo que ha habido hasta el momento…
La tensa calma de primer dia se mantiene y segun me cuentan aqui, es algo que dependiendo de los actores va a mas o a menos. Parece ser que estan construyendo un muro de hormigon armado alrededor del campo lo que significaria que pasarian a tener una doblde barrera de aislamiento lo que hace temer a los residentes que se produzca un ataque masivo por parte del ejercito libanes como sucedio en el campo vecino a Tripoli… ya veremos…..un besin.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario