Entrenamiento en el tajo al estilo oriental para evitar accidentes

23 junio, 2008

Los trabajadores de una obra que se realiza en el Parque Tecnológico de Leganés (Madrid) han comenzado hoy su jornada laboral con un monitor deportivo que les ha enseñado a calentar y estirar, como suelen hacer los orientales, antes de incorporarse a su puesto para evitar que se lesionen o accidenten.


En China y Japón, así como en otros países asiáticos, es habitual que los trabajadores hagan ejercicios para estirar los músculos antes de incorporarse al tajo, pero en España es una práctica innovadora.

La iniciativa corresponde a la empresa Acme, dedicada a la construcción y rehabilitación desde hace más de 15 años, y filial de la multinacional francesa Bouygues Construction.

Esta empresa ha materializado en España otras iniciativas novedosas para evitar accidentes, como realizar pruebas de alcoholemia con carácter aleatorio a la entrada de algunas de sus obras, obligando a los obreros ‘a soplar’.

Ahora se trata de que los obreros hagan ejercicios de estiramiento y calentamiento durante diez minutos antes de engancharse al tajo para ‘despertar’ las articulaciones, los músculos y el corazón, mejorar su atención y adquirir pautas de comportamiento positivas, evitando así accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Durante 15 días un monitor deportivo les entrenará, y luego los trabajadores seguirán haciendo los ejercicios guiados por los encargados de la obra.

La idea de contratar a un monitor para entrenar a los trabajadores surgió en 2007 dentro del plan de mejoras ergonómicas, y se llevó a cabo en dos obras de Barcelona y Manresa con buena respuesta por parte de los trabajadores, ‘a pesar de la sorpresa inicial’, ha explicado a EFE el director de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente de Acme, Xavier Fillol.

Hoy, la iniciativa comienza en una obra que se lleva a cabo en el Parque Tecnológico de Leganés y se prevé que en los próximos meses se haga en otras dos obras de Madrid y en una de Jerez (Cádiz).

Algunos trabajadores se mostraron reticentes al saber que iban a hacer ejercicio vestidos con la ropa de trabajo, a la vista de otros operarios o de algún curioso, pero las superaron tras una reunión de sensibilización que se celebra antes de empezar los ejercicios.

Los más difíciles de convencer, según Xavier Fillol, han sido los responsables de algunas subcontratas, ‘que ponen pegas porque no están sensibilizados’ y creen que sus empleados pierden tiempo de trabajo, aunque al final acceden.

Fillol ha recordado que los sobreesfuerzos físicos son la primera causa de accidentes con baja en el sector de la construcción, seguidos a bastante distancia por los golpes por objetos o herramientas y por las caídas.

Según datos oficiales del Ministerio de Trabajo, durante el primer trimestre de 2008 se produjeron en España 418.253 accidentes laborales, el 4% menos que en el primer trimestre de 2007, de los que 247.735 (el 9,3% menos) necesitaron baja y 170.518 (el 6,7% más) no.

En el año 2007 hubo en España 1.788.016 accidentes laborales, 71.359 más que en 2006 (un 4,2% más), de los que 1.032.435 requirieron baja.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario