Una sentencia condena a una empresa por permitir el trato vejatorio de un jefe hacia una trabajadora

14 junio, 2008

UGT-Madrid ha logrado que el Juzgado 19 de lo Social de Madrid dicte sentencia condenatoria a una empresa por permitir y no impedir el trato vejatorio que sufría una trabajadora por parte de su superior jerárquico en la empresa.


La dirección de la empresa no sólo no intervino cuando tuvo conocimiento de los hechos que le notificó la trabajadora, sino que la despidió.

UGT Madrid valora muy positivamente esta sentencia que salvaguarda derechos fundamentales de los trabajadores en el marco de su relación laboral. El juzgado aprecia en el fallo de la sentencia la vulneración de los derechos a:

1.- la tutela judicial efectiva, 2.- al respeto a la dignidad, 3.-la libertad personal, 4.- la integridad física y moral, 5.- la intimidad, 6.- el honor y 7.- la salud.

Debido a la situación sufrida por esta trabajadora que se remonta a 2005, padeció crisis de ansiedad relacionada con estrés laboral y por ello hubo de permanecer en situación de incapacidad temporal.

UGT señala que miles de trabajadores y trabajadoras, hombres y mujeres, pueden sufrir y sufren este tipo de trato vejatorio y maltrato por parte de sus superiores y que este tipo de comportamientos deben ser denunciados, rechazados y socialmente erradicados.

En 2005, los trabajadores de la empresa firmaron un escrito dirigido al Directo Gerente de la sociedad, quejándose del trato dispensado por el citado responsable, denunciando constantes amenazas, insultos y actitud violenta, “sin que fuese adoptada”, reconoce la sentencia, “medida alguna para remediar la situación”.

El fallo declara nulo el despido, condena a la empresa a la inmediata readmisión en iguales condiciones a las que tenía antes de ser despedida, al abono de los salarios desde el despido a la readmisión y de una cantidad próxima a 22.000 euros por los perjuicios económicos y los daños morales causados por la vulneración de los 7 derechos fundamentales referidos.

REPRODUCIMOS ALGUNAS DE LAS EXPRESIONES VEJATORIAS DEL JEFE A LA TRABAJADORA Y QUE SE RECOGEN EN LA SENTENCIA

”Estoy harto de escuchar tu voz. La próxima vez que te escuche hablar recibirás una carta aviso”.

“Hasta donde le lleguen los cuernos a tu novio. ¿Cómo has podido irte a vivir con él sin haberos casado antes. Luego te quedarás embarazada y a ver que va a pasar entonces con tu vida”.

“La próxima vez que me hables así, te irás a la puta calle, porque yo hago así [chasqueo de dedos] y tengo a cincuenta personas como tú” [cuando la trabajadora le requería para que no se inmiscuyera en su vida privada].

“Ya está bien, estoy hasta la polla de ti y de escucharte”.

“Ven a mi despacho inmediatamente, niñata maleducada, consentida, y ya te puede meter en cintura tu novio porque como sigas así te va a ir muy mal en la vida. A ti te ha faltado una ostia a tiempo bien dada”.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario