Castejón, la Sra. Estévez y el terror

6 junio, 2008

No se me permitió la entrada a bambalinas por parte de la guarda jurado, rápidamente presumí que la orden partía de mi alcalde y de propio concejal de cultura D. José Castejón Huete, porque quizás yo no sea santo de su devoción como ellos no son de la mía por su desgobierno o mal gobierno que es lo mismo.


El pasado día 4 de junio del actual, la Casa de Castilla la Mancha de leganés, celebraba su festival de Primavera, acudí al acto para entrevistar para las revistas vecinales a alguno de los artistas amateur que practican gratuitamente el puro arte que no tiene nada que ver con el arte puro al que nos tiene acostumbrado la Concejalía de Cultura que acostumbra a malgastar nuestros impuestos, en mi opinión.

No se me permitió la entrada a bambalinas por parte de la guarda jurado, rápidamente presumí que la orden partía de mi alcalde y de propio concejal de cultura D. José Castejón Huete, porque quizás yo no sea santo de su devoción como ellos no son de la mía por su desgobierno o mal gobierno que es lo mismo.

Desde las gradas no se puede hacer una entrevista ¿verdad Sr. Montoya?. A lo largo de mi ya larga vida, he tenido más fácil acceder a presidentes del gobierno en democracia que, a la presentadora del evento Señora Estevez, o al grupo de jotas o a la Rondalla de la citada Casa Regional, la seguridad privada y coordinación del Egaleo donde se celebraba dicho evento y el Sr. Castejón pusieron tanto celo en proteger a la presentadora ciudadana de nuestro leganés del alma, que parecía que se trataba de la mismísima Reina Sofía.

Pero ¡Ay! Después la citada guarda jurado, abandonaba la puerta de acceso a los artistas para plantarse en medio del anfiteatro para admirar las genialidades del mago Robin Ventura, y yo desde mi dilatada experiencia en seguridad, lo observe y se lo comuniqué al publico cercano a mi butaca, indicándoles como la seguridad gozaba del espectáculo, y es curioso ¿Que habría ocurrido mientras tanto si un ciudadano malicioso, banda organizada o terrorista hubiera tenido el fácil acceso que a mi se me negó?

Es decir que acceder a las bambalinas o candilejas de un teatro público leganense es fácil (menos para los poetas aficionados) es fácil de entrar, agredir hurtar, robar y causar un delito, salvo si se es escritor crítico, que yo soy la única peste que no tiene acceso por el delito de opinar.
El Egaleo tiene seguridad privada y no tiene conserjes. Desde la etapa del siniestro Ráez, ¡Ay, Ráez los intereses creados! ¿o los creados intereses…?

Abandoné el Egaleo con la promesa de no volver a subir o penetrar en ningún escenario de esta ciudad, cuando de un recital lo haré desde el patio de butacas, porque los políticos desconfían de mí y yo desconfío de ellos, no son de fiar.

Los ser. Montoya y Castejón que no se preocupen, que ya hablaremos de los tomates en zonas de seguridad tras las vías del tren de cercanía, del arte del amor y del amor al arte, de la seguridad y de la criminalidad que yo también estudié en aulas más altas que las de la calle Ferraz…

Y la Sra. Estévez, cual diva como Montserrat Caballé, no se merece a día de hoy una entrevista mía y menos la Mancha de Castilla.

Y a la Sra. Laura Oliva- verde- le pido mayor seguridad, a la que puedo dar lecciones ya que yo serví a la madrastra España 35 años en esos menesteres. En el Egaleo es mas fácil delinquir, mangar y atentar que en una noche sin luna en un oscuro olivar.

Y a usted Sr. Castejón como al Sr. Montoya, una canción de Joaquín Sabina “Hola y Adiós”

Leganés, 5 de Junio de 2008

José Manuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario