Construidas 96 viviendas tuteladas para mayores de 65 años en Leganés

25 abril, 2008

La Comunidad de Madrid ha concluido en el barrio de La Fortuna de Leganés la construcción de 96 viviendas tuteladas para personas mayores de 65 años no dependientes y con dificultades de alojamiento.


Los pisos, que están adaptados a las necesidades de los adjudicatarios, forman parte de un complejo residencial que ocupa una manzana abierta en forma de C.

Además de los 96 pisos, el recinto incluye un hogar para mayores, salas de convivencia, lavanderías, jardín interior y garajes, así como zonas de gestión y apoyo para los residentes. Los usuarios dispondrán de servicios de teleasistencia, conserjería, asistencia social y, si lo precisan, de apoyo personal. Asimismo, en un futuro, se creará en el mismo edificio un centro de día para los mayores.

Las consejeras de Vivienda, Ana Isabel Mariño, y Familia y Asuntos Sociales, Gádor Ongil, han escenificado la cesión de este complejo residencial, construido por el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima), a la Dirección General del Mayor, dependiente de Familia y Asuntos Sociales, para que se haga cargo de su equipamiento y gestión, alojando a los adjudicatarios y coordinando su estancia, que será en régimen de arrendamiento.

De uno a dos dormitorios

Las 96 viviendas, distribuidas en tres plantas y pertenecientes a la tipología protegida de Régimen Especial, cuentan con uno y dos dormitorios (67 y 29, respectivamente). Los de un dormitorio disponen de una superficie útil media de 41 m2, mientras que los de dos son de 57 m2. Los pisos permitirán alojar en total a 135 personas.

La distribución de las viviendas está marcada por las necesidades de sus usuarios. Así, la cocina, asociada al salón-comedor, se establece como pieza central, mientras que el baño se ha adaptado a las características de los mayores. Las tres plantas, además, disfrutan de dos núcleos de comunicación que economizan los recorridos, cada uno de ellos con dos ascensores accesibles a minusválidos con capacidad para seis personas.

La construcción de este complejo social ha supuesto una inversión por parte del Gobierno regional de 7,6 millones de euros, mientras que el coste del equipamiento se eleva a 970.000 euros y unos 412.000 euros más anuales para su gestión.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario