Desaparece la Dirección General de la Sanidad Pública en la Comunidad de Madrid

13 abril, 2008

La desaparición de la Dirección General de Salud Pública mediante el Decreto de 3 de abril de 2008 por parte de la Comunidad de Madrid es una mala noticia para los ciudadanos y los profesionales de la salud.


La Dirección General de Salud Publica había servido, entre otras, para las siguientes funciones:

 Integrar todos los servicios de salud pública

 Fomentar la evaluación de riesgos y la educación para la salud.

 Unir en la misma organización a los servicios de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, junto con los de epidemiología y los de sanidad ambiental, salud laboral e higiene alimentaría.

 Fomentar la salud publica como un instrumento de transformación de la sociedad, mejora de su calidad de vida y protección de los más vulnerables.

 Realizar un trabajo sobre riesgos (poblacionales, en vez de individuales) y con base a protocolos y programas elaborados y revisados colectivamente.

 Poner en marcha una red de once servicios territoriales de salud pública de área donde se integraban todos los aspectos que era un ejemplo a nivel español e internacional.

 Plantear los problemas de salud a nivel colectivo en función de los riesgos

La política del Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid ha ido dando pasos consistentes en este sentido de liquidación de la Salud Publica, primero con la LOSCAM, separando la Dirección General de Salud Publica y el Instituto de Salud Pública (que ahora también desaparece), y luego haciendo primar las decisiones político / mediáticas sobre las científico /técnicas como ha sucedido con las modificaciones de los calendarios vacúnales hechas con escaso rigor y sin ninguna evaluación.

La Salud Pública no puede convertirse en una mercancía ni ser rentable y por eso desaparece, poco importa que la Sanidad madrileña este peor preparada para enfrentarse a las amenazas epidémicas, que existan menos garantías de que los alimentos que comemos sean higiénicos y seguros, este peor informada sobre los riesgos para la salud, que sea mas fácil ocultar los graves efectos de la contaminación ambiental sobre la salud producida por el trafico de la CAM, que sea mas fácil para los promotores y constructores desentenderse de los efectos sobre la salud que implican sus obras, más fácil que el ambiente no este controlado y sea fuente de enfermedades , que los centros de trabajo sean menos higiénicos, que los más vulnerables frente a la enfermedad estén peor protegidos, que la enfermedad, la discapacidad y la muerte se sigan distribuyendo de forma diferente según el nivel socioeconómico, etc, etc. Todas estas cuestiones no le importan, ni a la Sra Aguirre ni al Sr Güemes , mas preocupados por sus peleas partidistas, sus Congresos, sus cuotas de poder y en privatizar todo lo que pueda ser económicamente rentable, y eliminando todo lo que no lo es, como sucede en este caso.

La salud de la población en la Comunidad de Madrid esta en serio peligro. Estamos ante un paso más de destrucción y privatización de nuestro sistema sanitario. Porque a ellos no les importan las personas, solo les importan los negocios. Y la salud, la salud de todos no es ni será nunca un negocio.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Publica de Madrid

11 de abril de 2008

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario