Las bicis podrán entrar en el Metro en horas valle

24 marzo, 2008

La Comunidad de Madrid ha aprobado la propuesta para ampliar el horario y la accesibilidad de bicicletas a la red de Metro, lo que permitirá transportarlas en el suburbano a diario, según explicó este domingo el consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela.


El responsable regional, que viajó en bicicleta desde la estación de Casa de Campo hasta Colonia Jardín, explicó que esta nueva medida podrá aplicarse desde este mismo lunes, siempre en horas valles, con el fin de no ocasionar molestias al resto de usuario en el periodo de mayor afluencia.

El Gobierno Regional amplía así las normas de acceso de bicicletas en el Metro, que hasta ahora sólo podían hacerlo los sábados, domingos y festivos durante todas las horas de servicio. Según señaló Lamela, “el Ejecutivo autonómico apuesta de esta manera por el uso de este medio de transporte, facilitando a sus usuarios los traslados en el Metro y el acceso a toda la red”.

Según la propuesta de horario aprobada en Metro de Madrid, las bicicletas podrán acceder los días laborables de 10.00 a 12.30 horas, y de 21.00 horas hasta el cierre del servicio, en todas las líneas y ámbitos de la red, incluyendo Metronorte, Metrosur, TFM y Metro Ligero.

Asimismo, el consejero detalló que se permitirá la utilización de bicicletas en escaleras mecánicas, pasillos rodantes y ascensores siempre que el grado de ocupación lo permita y no ocasione molestias al resto de los usuarios. Además, se considerarán bultos de mano a las bicicletas plegables que vayan recogidas.

La normativa fija que sólo se permitirá una bici por viajero y billete, y recomienda realizar los trayectos en tren en la zona de los vagones más próximos a las cabinas de conducción, perimitiéndose únicamente dos bicicletas por coche. Estará en cualquier caso prohibido conducir estos vehículos en las instalaciones de Metro tales como pasillos o andenes.

Lamela explicó también que el acceso a las estaciones se realizará exclusivamente por los vestíbulos atendidos por el personal de la estación que, además, en circunstancias excepcionales que desaconsejen la entrada de bicis, podrán impedirlo para evitar cualquier otro incidente. “El objetivo es que esta medida positiva para el medio ambiente y a favor del uso del transporte público, no suponga un perjuicio para el resto de viajeros”, puntualizó.

El conjugar la práctica del ciclismo con el Metro es una iniciativa que se viene promoviendo desde 1997, si bien el Gobierno regional ha decidido su ampliación dentro de su política de favorecer el transporte público frente al uso del vehículo privado. En este sentido, Lamela destacó el importante Plan de Vías Ciclistas que el Ejecutivo autonómico pretende llevar a cabo en la actual legislatura.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario