El verdadero poder, del Foro romano a Parquesur.

27 enero, 2008

A veces nuestros políticos sólo son un instrumento legal y necesario, peones, alfiles, torres, caballos, reinas y reyes del tablero del capital, único poder real.


Ahora que ya estamos en precampaña electoral, conviene que los ciudadanos reflexionemos sobre quien tiene el verdadero poder en España.

El poder gane el PSE o el PP., estará en manos de los de siempre, de esos que generación tras generación influyen en gobiernos y manejan el ajedrez español con la misma frialdad económica y humana desde la antigua Grecia hace 23 siglos.

Trataré de explicarme mejor, el capital, que no suele tener nombre y que se esconde tras sus siglas bancarias y empresariales, en especial las constructoras relacionadas con el nuevo urbanismo.

La corrupción que hemos visto en varios lugares de España, como Marbella, es una consecuencia de la especulación bestial y salvaje.

Desde la Grecia de Aristóteles hasta estos días zapateriles y rajoynianos ha sido una constante en nuestra civilización, muchos políticos, prestigiosos militares-guerreros y personajes públicos y hasta de la cultura han participado en la especulación, lo hemos visto estos días hasta en la revista “National Geographic”, en su núm. 49, páginas del 25 al 27, donde se nos relata diversas actuaciones, en especial en el “Foro Romano”, que tuvo sus ampliaciones como las tuvo en Leganés “Parquesur”.

Cesar Augusto creó un Foro Romano, más amplio que el de la República, aún hoy se pueden comprobar sus vestigios, además de ser un lugar de encuentro hasta de debates ocasionales, prostitución, hizo de el en las plantas bajas de los edificios de 4 plantas “las tabernae” comercios de todos tipo.

Julio Cesar, tras diversas campañas, vencedor de batallas, ocupador de la Galia -hoy Francia- cansado de guerrear y de hacer miles de esclavos que se llevo a Roma como mano de obra, decidió ampliar el foro por el noreste y dice la revista citada:” expropiando fincas de gran valor” Mientras el Senado era un simple peón de su ajedrez.

Al igual que el anterior, Marco Licinio Craso, al que apodaban “El rico” a través de la especulación inmobiliaria fue el hombre más rico del mundo en su tiempo.

Cicerón, ni los filósofos, hombres del pensamiento y de la cultura, como él, del que dicen: “que permitía el deterioro de sus fincas urbanas romanas para que sus inquilinos las abandonaran y obtener mayor provecho de las mismas”.

La historia constantemente se repite, Parquesur, fue alumbrado por el gobierno local de Abad Bécquer y ampliado por el gobierno de Pérez Ráez, que también cedió terreno público para el foro de la Plaza de Toros “La Cubierta”. A Ráez sólo le faltó pedir a los Constructores unas “Termas” parquesurianas, pero él no era Augusto.
En Madrid el PP, convirtió la Ciudad Deportiva del Real Madrid, en un foro creciente en vertical con grandes rascacielos.
Pero ni Gallardón en Madrid, ni Montoya en Leganés, ostentan ese otro poder, el del capital. Sólo son gestores honrados, frente a la marejada ajedrecista, que necesitan para hacer crecer la ciudad.

A veces nuestros políticos sólo son un instrumento legal y necesario, peones, alfiles, torres, caballos, reinas y reyes del tablero del capital, único poder real.

Es por ello que en las próximas elecciones generales, el pueblo debe de meditar quienes son los poderes reales y en que tablero jugamos. Yo no jugaré en ninguno, no me gusta este ajedrez…

Quizás porque hasta gobernantes como Nerón, que dicen que incendió Roma, tan sólo quemó 4 distritos –los construidos en madera, casas de pobres- los diez restantes de ladrillo y piedra solo sintieron el humo. Se incendió Roma, sí, como se incendian los montes en España hoy, para después construir sobre muchos de ellos.

Los foros y los parquesures, que hoy he puesto de ejemplo, los construyen los mismos y especulan los mismos. Y en el ajedrez electoral, figuras blancas y negras…

Leganés, 26 de enero de 2008

José Manuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario