A un panal de rica miel…consistorial

3 enero, 2008

Decía Robert L. Stevenson: “La política es quizá la única profesión para la que no se considera necesaria ninguna preparación”
En España y por tanto en Leganés, las administraciones públicas en sus presupuestos se fijan sus salarios y los de sus cargos de confianza, lo hacen todos los partidos políticos, pero aquellos denominados de izquierdas, que dicen ellos que, son los más cercanos a los trabajadores, difícilmente con sus altos sueldos pueden entender a los jóvenes mileuristas.
Hoy día la mayoría o casi la totalidad de nuestros políticos en su profesiones no alcanzarían ni el 50% de los salarios que se marcan para sus cargos y los cargos de confianza en los presupuestos, estos últimos suelen ser compañeros/as que quedaron descolgados en las listas electorales y que, curiosamente sirven para todo, ya que algunos cambian de área si el gobierno es de coalición y no encuentran acomodo en la que tuvieron en la anterior legislatura.
En fin, estos cargos son como el 3 en 1, sirven para cualquier maquinaria o mecanismo.
La administración pública sigue siendo aquél panal de rica miel que citaba Félix María de Samaniego en su famosa e intemporal fábula de Las Moscas. A: Machado también escribió de ellas “inevitables golosas, que me evocáis todas las cosas”

En Legan̩s donde nos conocemos todos Рlos que estamos en la pomada- y observamos como son las sendas, caminos, veredas y vericuetos para alcanzar el gran panal consistorial.

Decían aquellos pobres revolucionarios francesas del “Mayo del 68” que, ningún representante del pueblo debería ganar un salario superior al de un oficial de segunda metalúrgico. Hoy día nuestros representantes liberados como mínimo cuadriplican a un trabajador con esa categoría.
Difícilmente puede entender un político liberado del PSE, PP, e IU, a un ciudadano mileurusta, como yo no entiendo a un trabajador en precario o en empresa de trabajo temporal, ni tampoco podré entender con toda su intensidad el dolor de una madre africana que se le muere un hijo de hambre, o en una patera cruzando el estrecho de la esperanza.
No lo puedo entender e su verdadera magnitud, porque se siente cuanto se tiene, Samaniego tenía muchas propiedades en Álava en el siglo XVIII y J. Mª Pemán, era un señorito andaluz y no podía entender a los pastores como Miguel Hernández, que escribió las Octavas reales de “Perito en Lunas” sobre el lomo de una cabra.

Esperanza Aguirre no puede entendernos a los madrileños, ni Rafa Montoya a los Leganenses, porque los grandes panales de la Comunidad y el Consistorio Pepinero, le alza a peldaños demasiados altos, y no se puede entender el valle desde la montaña, ni podemos entender la montaña los que vivimos en el valle de lágrimas madrileño o pepinero.
La política es así, es como el futuro coche del alcalde, como ese reloj de Calle en una Plaza, como los 420 cargos de confianza de Esperanza Aguirre, según Antonio García Blázquez, o los 60 que puede tener el próximo año el equipo de Gobierno local, dice la prensa.
Esta es la democracia del PSE- Partido socialista que ha dejado de ser obrero- y la del PP que nunca lo supo ser, IU, navega en aguas turbias, en un mar muerto donde flota todo, hasta los que no saben nadar.
ULEG, contemplar una gota de miel del panal y sueña legítimamente con tener un frasco de esos de la Granja de San Francisco.
Esta es su democracia Sr. Montoya, y la de Doña Esperanza. Una alta democracia, que a los ojos de los obreros es, como El Vaticano a los ojos de los misioneros, no se puede representar a Dios desde la opulencia, ni se puede llevar la O de obrero cuando un asesor a dedo, gana 43.200 Euros al año.
Porque esos salarios, son sencillamente lo más lejano que existe para el pueblo mileurista, que aún cree en una Constitución que habla de una vivienda digna.
Hay quien vive para la democracia y quien vive de la democracia, “que bien se debe de rezar a Dios en la Capilla Sextina” decía la Monja Tomasina, aliviando y milagreando por aquellas cumbre perdidas y hambrientas del Perú.

José Manuel García García (JOSMAN)

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario