Censura en Juvenalia

22 diciembre, 2007

Sin previo aviso y sin explicaciones, la Dirección General de Juventud de la Comunidad de Madrid decidió ayer retirar de la feria de Juvenalia, en Ifema, parte de la caseta del Consejo de la Juventud madrileño (CJM). La instalación, que ya fue colocada el pasado septiembre frente al Museo Reina Sofía, consiste en un contenedor de almacenaje de 26 metros cuadrados, amueblado como si fuera un minipiso. En esta ocasión, no había un inquilino mileurista en ella.


“Han llegado a las nueve y media de la mañana con una grúa y se han llevado el contenedor. No hemos recibido notificación ni comunicación alguna”, explicó Jaime Chapatte, desde el pasado sábado el presidente del Consejo de la Juventud de Madrid. Según este organismo, 26 metros cuadrados, la superficie del minipiso, es la extensión máxima a la que pueden aspirar los jóvenes madrileños sin hipotecar más del 30% de su sueldo.

Poco después de la retirada del puesto, Guadalupe Bragado, ex alcaldesa de Leganés y directora general de Juventud de la Comunidad, justificó en la Asamblea de Madrid la medida, al considerar que Juvenalia (feria que organiza la propia Dirección General de Juventud) es para el ocio y no para la reivindicación.

El propio presidente del Consejo de la Juventud trató ya a mediodía y en la propia feria de dialogar con Guadalupe Bragado, pero, según su relato, ésta contestó que “no había nada de qué hablar”.

“Es evidente que no les ha gustado nuestro enfoque y que por eso lo han retirado. Pero a mí me parece más criticable que una feria para niños y jóvenes y sólo de ocio, según Bragado, cuente con expositores de bancos como ING, o de Actimel, o del Ejército de Tierra. Incluso el Gobierno de la Comunidad tiene paneles e instalaciones con propaganda sobre su labor; pero en cambio nosotros no podemos tocar el tema de la vivienda; que es el principal problema de los jóvenes según las encuestas y el segundo mayor para todos los rangos de edad”, dijo Chapatte.

También el portavoz socialista de la Comisión de Juventud, Óscar Blanco, criticó la medida adoptada por el departamento de Bragado. “A la presidenta le molesta tanto escuchar críticas sobre el fracaso de su plan de vivienda joven que es capaz de censurar la libertad y la autonomía del Consejo de la Juventud y obligar a sus representantes a desmontar la parte de la caseta que es crítica con su Gobierno”, dijo Blanco.

Bragado, agregó, “desconoce el espíritu con que nació Juvenalia hace 29 años, que no es otro que difundir las actividades que desarrollan los colectivos juveniles. Así que si no le gusta la reacción de miles de jóvenes al Plan de Vivienda, quizá debiera cambiar su política para los jóvenes en lugar de intentar taparles la boca”.

Según el Consejo de la Juventud, la instalación no tenía el perfil reivindicativo tan acentuado como el que tuvo frente al Reina Sofía, y de hecho iba a ser utilizado también como oficina en la feria. “No buscamos el escándalo, sino únicamente que nos restituyan el contenedor, que no sabemos dónde los han llevado y no es de la Comunidad. Además, estamos pagando por un espacio en la feria”, puntualizó el presidente del Consejo.

Desde la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid señalaban, sin embargo, que el CJCM estaba avisado desde el jueves por la noche de que no podría montar su pabellón con el minipiso. “En la información que ellos nos dieron sobre el expositor no aparecía por ninguna parte esta instalación, sino una jaima, dos iglús hinchables, una pantalla de cine y una exhibición de graffitis”, explicó un portavoz. “Juvenalia es una feria de ocio para chicos de 10 a 16 años, críos que no saben nada del problema. Creemos que el Consejo de la Juventud tiene 1.000 foros diferentes donde reivindicar el tema de la vivienda, pero no en esta feria. No es el lugar”, explicó un portavoz de la consejería.

ÍÑIGO GARCÍA – Madrid – 22/12/2007

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario