Los sin techo aún esperan la promesa del Ministro Caldera

4 noviembre, 2007

que en Diciembre 2006 se comprometió a “cooperar” en la búsqueda de un local más grande, tras visitar el comedor de apenas 50 metros cuadrados que la Asociación Madre Alegría tiene abierto en la calle Santa Rosa en Leganés.

En nuestra ciudad existe un importante número de personas que no tienen hogar. Muchas de ellas pueden comer gracias al esfuerzo y generosidad de tods ls que colaboran con el comedor de Paquita Gallego que se fundó en los años 70 para atender a familias gitanas y hoy sigue abierto gracias a las voluntarias que han mantenido la labor de la fundadora.

Hace unos meses, tras más de 35 años alimentando a los más necesitados, el Ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha entregado la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo a la asociación Madre Alegría de Leganés que gestiona el comedor Paquita Gallego, en la calle Santa Rosa de Leganés. En la actualidad, los comensales son toxicómanos, personas sin hogar, inmigrantes, desempleados y mayores cuya pensión no supera el salario mínimo. El centro atiende diariamente a unas 75 personas, a quienes se les ofrece un plato de comida caliente, café, una pieza de fruta, un bocadillo para la cena y, los viernes, un litro de leche. No todos los días son las mismas personas, también depende del clima, cuando hace frío van más personas, y cuando los inmigrantes encuentran trabajo dejan de ir. Aparte de darles comida les escuchan, les derivan a los centros sociales, a alcohólicos en abstinencia, les rellenan papeles…

El centro se financia a través de donativos personales, y con las aportaciones de entidades como Cruz Roja, el Banco de Alimentos o el propio Ayuntamiento leganense -que ha hecho aportaciones hasta ahora mínimas segun mi información.

Jesús Caldera se comprometió a “cooperar” con el Ayuntamiento en la búsqueda de un local más grande, tras visitar el comedor de apenas 50 metros cuadrados que la fundación tiene abierto en la calle Santa Rosa y que tan buen servicio presta a los más desfavorecidos de nuestra ciudad.

Las mujeres de este comedor de Leganés piden un local mucho más grande, donde dar de comer a más personas y puedan ofrecerles incluso una ducha caliente. Así se lo dijeron a Caldera. Y, él respondió que la intención del ministerio y del Ayuntamiento de Leganés es complacer su necesidad. “Lo necesitan”, reconoció el lunes en el propio comedor el titular de Trabajo y Asuntos Sociales. Las mujeres lo tienen claro y aseguraron: “Cambiamos la medalla por un lugar mejor”,
En cuanto a las personas que ahora suelen acudir al comedor, son personas con problemas de droga o alcohol, mendigos, inmigrantes desempleados, personas mayores a los que no les llega con su paga y se acercan al comedor buscando un plato de comida caliente. Si quieren contactar con el comedor Paquita Gallego, su teléfono es 91 693 32 60. Loli, Menchu, Margarita son tres de las veintisiete voluntarias.

La situación empeoró cuando el sábado 29 de septiembre de 2007 RENFE, con ayuda del Ayuntamiento, cerró el túnel que, en las proximidades de la estación de Cercanías ‘Leganés Central’, donde dormían, algunas personas sin techo, en condiciones infrahumanas.

En Zarzaquemada existen también personas que viven en la calle, que no tienen donde asearse, donde dormir, donde convivir.

Estaría muy bien que para el nuevo año el Ayuntamiento de nuestra ciudad firmara un convenio de colaboración como se ha hecho en Móstoles, Valencia y otras ciudades con la Fundación RAIS (Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral)para ayudar a la inserción de las personas “sin hogar”, o en situación de exclusión; o cualquier otra con la que pueda llevar a la práctica la promesa del ministro y el sueño de voluntarias y afectados.

Con esta carta espero contribuir a la sensibilización y a la toma de decisiones para la mejora de las condiciones de vida de este colectivo

Atentamente.

MP

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario