El Trabenco lleva su protesta a las calles de Madrid

11 octubre, 2007

A continuación os mostramos el último comunicado del CP Trabenco, cuya comunidad educativa protagonizó ayer por la tarde una manifestación que marchó desde la Consejería de Educación, en la calle Alcalá, hasta la Puerta de Sol.


Hoy han ocurrido dos acontecimientos de distinto signo.

El primero: la Comunidad de Madrid, ninguneando a las familias, ha comunicado a la dirección del Colegio Público Trabenco que tras dos semanas de espera y tras haber levantado nuestro campamento, nos conceden algo que ya teníamos desde hace tres años: el desdoble del grupo de 6º, pero con un profesor interino.

Del resto de peticiones: 2 comisiones de servicio ya pactadas en julio, el derecho a participar en la educación de nuestros hijos, ,…. Nada de nada.

El segundo acontecimiento ha sido más positivo:1200 personas nos hemos manifestado desde la calle Alcalá (junto a la Consejería de la Educación) hasta la Puerta del Sol. Nos han acompañado, acosadores, la Burla y la Mentira (personajes simbólicos). También los trovadores que cantaban nuestras andanzas, y el ciego que narraba nuestros romances, y 2 condenados por Trabenqueros a punto de ser ajusticiados por el Verdugo de la Consejería.
Aunque lo han intentado, Chelo Baeza y Ramón Álvarez no han sido recibidos por Alicia Delibes (viceconsejera) y Lucía Figar (consejera).

Acompañados por la FAPA, Sindicato de Estudiantes y de Profesores, los manifestantes han renovado su compromiso con Trabenco y la Escuela Pública de calidad. Dos portavoces de las familias (Julia y Maria) leyeron el manifiesto que os adjuntamos.

EL campamento Ciudad de la Participación instalado en el patio de nuestro colegio continuará con la programción prevista. Y la semana que viene, Asamblea de Padres y Madres valorará la situación y decidirá sobre las acciones y medidas de presión que desarrollaremos.

Un abrazo

Plantamos flores de motivos y deseos por la participación en las escuelas.

Reclamar participación en la escuela es reclamar un determinado tipo de escuela. Es nuestro derecho y nuestra responsabilidad decidir qué tipo de educación queremos para nuestros hijos o qué tipo de maestro queremos ser. La escuela es siempre una comunidad educativa en la que todos los implicados familias, niños y maestros colaboran para dar una educación a los niños.

Queremos participar porque queremos una escuela democrática para una sociedad democrática. Una escuela en la que los niños, como los adultos puedan decir lo que piensa y ser escuchados. Creemos que esta es la responsabilidad de todo padre o madre. Nuestro compromiso es no renunciar a nuestra responsabilidad ni como padres ni como maestros para que nuestros hijos y alumnos tampoco renuncien a la suya. Queremos una escuela democrática porque queremos unos niños responsables y solidarios y ni la responsabilidad ni la solidaridad se aprenden en los libros, o se practican o no se practican. Igual que la democracia o se construye o se destruye.

La participación es además nuestro derecho recogido como uno de los pilares fundamentales de la Ley Orgánica de educación y fomentado por todas las Administraciones, incluida la de la Comunidad de Madrid. Porque la idea de que la participación de las familias en la escuela es beneficiosa para los niños es una evidencia sostenida por cualquiera que hable de educación. No solo es buena para el rendimiento escolar de los niños, los que tenemos la suerte de participar de una comunidad educativa sabemos que es bueno también para los adultos porque tomar parte con otros en la toma de decisiones es enormemente enriquecedor.

En TRABENCO cada día desde hace 35 años se desarrolla un Proyecto Educativo en el que la participación es una realidad diaria en los talleres, en las salidas y también en la toma de decisiones. La Comunidad de Madrid quiere normalizar nuestro colegio, quiere que los padres nos olvidemos de nuestros hijos en cuanto traspasan la valla del colegio, quiere que los maestros dejen de enseñar a los niños que el mundo no cabe en un único libro de texto. Nosotros por nuestra parte solo podemos decirle que no podemos hacerlo, es nuestra responsabilidad y también nuestro derecho, y vamos a seguir ejerciéndolos.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario