El sindicato recomienda al Gobierno español que suscriba un convenio de la OIT sobre seguridad y salud en las campañas agrícolas

10 octubre, 2007

El convenio señala que los trabajadores temporales y los estacionales deben recibir la misma protección que los empleados de manera permanente


UGT ha recomendado al Gobierno español que suscriba el convenio 184 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre seguridad y salud en la agricultura que, entre otras cuestiones, señala que los trabajadores temporales y los estacionales deben recibir la misma protección que los empleados de manera permanente y que los alojamientos deben reunir una serie de requisitos mínimos.

UGT ha presentado hoy en Toledo una serie de propuestas para garantizar los derechos de los trabajadores del sector agrario, aprovechando la notoriedad que este año ha adquirido la campaña de la vendimia en Castilla-La Mancha, fenómeno que no es nuevo, no está limitado a esta campaña y no obedece al periodo transitorio establecido para determinados ciudadanos rumanos y búlgaros. Ha hecho un llamamiento para adoptar una estrategia compartida entre las Administraciones públicas y los interlocutores sociales de esta Comunidad Autónoma para incluir la migración laboral y la situación de los trabajadores no comunitarios como una materia más del empleo y mercado de trabajo. De esta forma se establecerá un cauce de interlocución permanente entre organizaciones sindicales y empresariales y gobierno autonómico.

El sindicato exige garantías sobre los derechos de los trabajadores del sector agrario con especial atención a la seguridad y la salud. En este sentido recuerda que este sector tiene un elevado número de accidentes de trabajo. Por ello recomienda al Gobierno español que ratifique el Convenio 184 de la OIT sobre seguridad y salud en la agricultura. Éste señala, en el caso concreto de los trabajadores temporales y estacionales, que habrá de garantizarse que reciben la misma protección que aquellos
empleados de manera permanente.

Para el sindicato es preciso abordar, desde el diálogo entre interlocutores sociales y administraciones autonómica y municipal, soluciones al problema del alojamiento, definiendo unos requisitos mínimos, tal y como establece el mismo convenio de la Organización Internacional del Trabajo, para establecer unas garantías de dignidad. Esta materia que está siendo ya abordada en el marco del Convenio para la Ordenación, Coordinación e integración sociolaboral de los flujos migratorios laborales en campañas agrícolas de temporada.

UGT ha pedido el compromiso político y económico de las distintas administraciones para adaptar políticas y servicios a los incrementos de población puntuales o permanentes que implica la migración temporal intensiva, con independencia de la nacionalidad de los trabajadores. Y apoyar la labor de la inspección de trabajo, con medios materiales y humanos, puesto que es un servicio público que garantiza la aplicación de la normativa en el orden social y los derechos de todos.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario