Uleg exige a la Comunidad un calendario de inversiones en Leganés hasta 2011

2 septiembre, 2007

Unión por Leganés (Uleg) exigirá a la Comunidad de Madrid un calendario-programa de inversiones en Leganés hasta 2011, según señala su edil, Carlos Delgado. “No queremos cifras generales, ni declaraciones vagas”, dice. “Queremos transparencia, precisión y saber a qué nos podemos aferrar los leganenses para no estar sujetos a las maniobras electoralistas-inauguracionistas que tanto a gustan a muchos políticos como ha pasado con el metro a La Fortuna”.


Según indica Delgado en su bolg, http://uleg.blogspot.com/, desde Uleg “queremos saber cuáles van a ser esas previsiones concretas en materia de, por ejemplo, escuelas infantiles, educación,infraestructuras, vivienda, centros de salud o especialidades médicas para también exigir al alcalde que cumpla con su parte y así nos quede bien claro a quién hay que pedir cuentas”.

Condicionado por Simancas.

El edil independiente critica al alcalde, Rafael Gómez Montoya, por “condicionar casi todo su programa electoral a que fuera Simancas el presidente de la Comunidad, como tampoco lo fue por parte de Bragado el desfile presidencial de Aguirre y de consejeros que pasaron por Leganés en los poco más de 20 días de alcaldía del PP”.

Sobre el PP, espera que los consejeros, que arroparon a su alcaldesa durante 23 días y realizaron promesas de inversiones en la ciudad, mantengan su palabra y mejoren la vida de los leganenses con dinero regional.

Políticas sociales.

Próximamente llegará el debate de los presupuestos municipales para 2008. “Ahí veremos si unos y otros se vuelcan en políticas sociales, en la participación vecinal, en trabajar por los ciudadanos y barrios más desfavorecidos y por el bienestar general o si en cambio prefieren jugar a la demagogia, a la propaganda, a pagar favores o a la estéril lucha política entre administraciones”, finaliza el concejal de Uleg.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario