El cadáver de Cristian será incinerado y su familia llevará cenizas a Argentina

26 agosto, 2007

La familia de Cristian Emmanuel Nespoloni, el joven de 22 años que apareció el pasado día 13 muerto y semidesnudo en un descampado de Leganés, tiene intención de incinerar el cadáver y trasladar las cenizas a la ciudad argentina de Rosario, explicó el pasado viernes su madre, Eva Gallardo.


El cadáver fue trasladado al Instituto Anatómico de Madrid para la práctica de la autopsia, que reveló que había muerto tras recibir un fuerte golpe en la cabeza.

Como no llevaba documentación encima, la Policía Científica inició la reconstrucción de las huellas dactilares para averiguar su identidad, un proceso que dura varios días, ya que el cadáver estaba en proceso de momificación, según fuentes del caso citadas por ‘El País’.

Entretanto, el Grupo VI de Homicidios, que se hizo cargo de la investigación, trataba de confirmar si el pasaporte de nacionalidad italiana hallado a una decenas de metros del cadáver correspondía a la víctima.

Tras ser localizada la familia del hombre que figuraba en el pasaporte, su padre acudió al Anatómico Forense y reconoció el cadáver gracias a un tatuaje del ‘Che’ Guevara.

‘El no hubiera querido estar en un cajón’, ya que siempre fue muy libre, dijo Eva Gallardo para explicar el interés de la familia por que se incinere el cuerpo, lo que hasta ahora no ha sido posible debido a la investigación.

Además, Gallardo indicó que el deseo de la familia es celebrar el próximo sábado una misa funeral en la iglesia madrileña de San Juan de Avila, cerca del lugar en el que solía reunirse con sus amigos, quienes tienen planeado celebrar un concierto en su memoria, y luego otra en Rosario, donde había nacido Cristian.

La madre vio por última vez a su hijo el 10 de agosto a las 13.30, antes de que éste fuese en compañía de sus amigos a una discoteca en la que éstos le perdieron de vista, y al día siguiente acudió a denunciar la desaparición a una comisaría de Carabanchel.

Cristian residía en el barrio de Carabanchel, era apodado por sus amigos ‘Piolín’ debido al color de su pelo, y padecía hidrocefalia, por lo cual, según su madre, era consciente de su fragilidad y ‘no se metía en problemas’.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario