Móstoles, Getafe, Fuenlabrada, Leganés y Alcalá acumulan el 44 por ciento de urgencia social

11 agosto, 2007

Las unidades móviles del Servicio de Emergencia Social de la Comunidad de Madrid han atendido, entre enero y junio, 951 casos de personas o familias en situación de urgencia social, casi la mitad de ellos personas sin techo. Madrid acumula el mayor número de casos (160 intervenciones, 16,9 por ciento del total). Móstoles, Getafe, Fuenlabrada, Leganés y Alcalá suman 349 casos, un 44 por ciento del total.


De estas intervenciones sociales, 791, el 83 por ciento, se efectuó en municipios, y 160, el 17 por ciento, solo en Madrid capital y la mayoría se han realizado con personas sin hogar, aquéllas con conflictos familiares o mayores en situación de dependencia.

Vehículos adaptados.

Las unidades móviles de Urgencia social regional son vehículos adaptados para que puedan ser utilizados por personas con movilidad reducida y tienen capacidad de traslado para al menos, siete personas.

Están dotadas de un ordenador e impresora portátil, GPS, un teléfono móvil y conexión a Internet. El equipo técnico está compuesto por un conductor, un trabajador social, que es el responsable de la unidad, y por un auxiliar de servicios sociales.

Atención a desamparados.

Estos vehículos se desplazan al lugar donde se produce la emergencia y atienden inmediatamente en cualquier día del año y a cualquier hora a personas o familias que se encuentran en situación e abandono o desamparo. Después de la atención directa, el Servicio hace un seguimiento, si así lo requiere el caso, y se les deriva a segunda atención hasta que se produzca una cierta normalización.

Más de 6.000 casos en dos años. La directora general de Voluntariado y Promoción Social, Laura Ruiz de Galarreta, explicó que las cuatro unidades móviles activas en la actualidad han atendido desde que comenzaron a funcionar en 2005 un total de 6.127 casos de urgencia social.

Asimismo, destacó que este servicio ha triplicado sus intervenciones en municipios de la región desde sus inicios, al pasar de 261 casos atendidos fuera de la capital hace dos años a los 791 registrados a junio de 2007.

Más recursos. Galarreta señaló que este incremento de atenciones se ha debido al crecimiento de recursos, “pues en 2006 la Comunidad de Madrid duplicó el número de unidades móviles, pasando de dos a cuatro”, y añadió que durante los próximos cuatro años se invertirán más de 6,2 millones de euros para garantizar el funcionamiento de estos vehículos.

Perfil de los atendidos.

En los seis primeros meses del año, la mayoría de las intervenciones se realizó con personas sin hogar, lo que supone un 47 por ciento del total de los casos. Igualmente, se ha asistido a personas implicadas en conflictos familiares en un 22 por ciento de los casos, y a ancianos de dependientes en situación de desamparo (7 por ciento). El 24 por ciento restante estaba relacionado con situaciones de adicción y drogodependencia.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario