Cruz Roja recuerda a los madrileños que el uso del cinturón y la prudencia al volante pueden salvar vidas

24 julio, 2007

Los periodos vacacionales estivales son fechas en las que más concentración de desplazamientos se producen, especialmente durante el mes de agosto.


Por ello, y ante la inminente operación salida, Cruz Roja Comunidad de Madrid quiere hacer una serie de recomendaciones para evitar los accidentes de tráfico y, en el caso de que ocurran, orientar sobre cómo actuar:

El Vehículo

Antes de salir de viaje hay que hacer una revisión general del vehículo: luces, frenos, neumáticos, etc.
El equipaje no debe dificultar la visibilidad
Los objetos pesados deben ir en el maletero; en caso de colisión pueden convertirse en proyectiles, provocando lesiones adicionales a los ocupantes
Los animales deben ir perfectamente aislados de la cabina de conducción

El Conductor

No debe consumir alcohol ni otras sustancias adictivas. En el caso de estar medicado, debe tener en cuenta las especificaciones del medicamento.
No utilizar el teléfono móvil; multiplica por 10 el riesgo de accidente
Los motoristas deben utilizar el casco
Debe realizar paradas de descanso cada 2 horas o cada 200 kilómetros; la fatiga disminuye los reflejos
Es importante mantener la distancia de seguridad, y en caso de lluvia, ésta debe ser el doble de lo habitual.

Los Ocupantes

Los niños menores de 12 años o que no alcancen los 1,50 metros de estatura deben viajar siempre en sistemas de retención infantil, ya que pueden evitar tres de cada cuatro lesiones.
Tanto menores como adultos deben llevar puesto siempre el cinturón de seguridad.

A pesar de estas medidas básicas de prevención de accidentes, es probable que los conductores se encuentren con algún incidente en la carretera. Para estos casos, Cruz Roja recomienda actuar siempre de acuerdo con la conducta PAS. Se trata de un esquema claro y sencillo de actuación basado en tres actuaciones clave: Proteger, Avisar y Socorrer.

Proteger el lugar del accidente: Antes de echar una mano y para evitar que se produzca un nuevo accidente, es primordial hacer segura la zona.

Avisar a los servicios de emergencia: Llamar al teléfono único de emergencia 112 e informar de la gravedad del accidente para que se puedan enviar los recursos más adecuados.

Socorrer a la víctima: Una vez asegurada la zona y dado el aviso es el momento de auxiliar a los accidentados. Además de una obligación moral, es una exigencia que se recoge tanto en Código Penal como en el Reglamento de Circulación.

No hay comentarios hasta ahora

Saltar a una CONVERSACIÓN

Sin comentarios

Puedes ser el primero en iniciar una conversación.

Deja un comentario